Los ácaros que copulan en nuestra cara por la noche tienen un grave problema

Los investigadores descubrieron que también tienen ano, un dato que les exime de responsabilidad de algunas irritaciones cutáneas que se les atribuían erróneamente, al afirmar que liberaban sus heces al morir.