Científicos chinos desarrollan un dispositivo que puede colocarse dentro de un satélite y provocar su explosión

El artefacto tiene forma de bala, pesa 3,5 kilogramos y ya fue probado en una instalación terrestre.