Comer insectos y carne de laboratorio podría reducir en un 80 % el impacto humano en el planeta

  • DEUTSCHE WELLE -
Comer insectos y carne de laboratorio podría reducir en un 80 % el impacto humano en el planeta
Hamburguesas veganas hechas con proteína de guisante. Michael Bihlmayer/CHROMORANGE/picture alliance
Los investigadores aseguraron que sus modelos demostraban que para reducir el impacto ambiental de los alimentos no era necesaria una tecnología alimentaria totalmente nueva, ni que todo el mundo se hiciera vegano.

Los llamados nuevos alimentos o novel food podrían reducir el impacto medioambiental que tienen las dietas en un 80 %, según los hallazgos de un estudio difundido este lunes (26.04.2022) por Nature.



Conforme a la investigación llevada a cabo por la experta Rachel Mazac y un equipo de colegas de la Univesidad de Helsinki (Finlandia), reemplazar alimentos de origen animal (llamados ASEs) por alimentos del futuro o novel como la leche cultivada, alimento de insectos o la micoproteína en las dietas europeas podrían rebajar potencialmente el calentamiento global, el uso del agua y de la tierra en más del 80 %.

Beneficios sanitarios y medioambientales dietas vegetarianas y veganas

Los actuales estudios sobre dietas alternativas, como las vegetarianas, las veganas o las flexitarianas, han demostrado los beneficios sanitarios y medioambientales de cambiar hacia un menor consumo de carne.

No obstante, frente a las opciones actualmente disponibles ricas en proteínas y basadas en las plantas (PBPR), como las legumbres o los granos (NFFs) producidos mediante nuevas tecnologías como las de cultivo de células, o bajo las guías reguladoras de los alimentos novel, estos pueden contener una gama más completa de nutrientes esenciales.

Publicita en Páginas Amarillas


Los NFFs, según esto, tienden a ser más eficientes para la tierra y el agua que los existentes ASFs.

Modelo de programación

Mazac y su equipo aplicaron un modelo de programación para identificar combinaciones óptimas de los ASFs, opciones de PBPR y NFFs mirando que cumplieran los requerimientos nutricionales mientras minimizaban el potencial de calentamiento global y el empleo del agua y de la tierra.

Los autores hallaron que sustituir los ASFs en las dietas europeas por los NFFs (alimentos de insecto, leche cultivada y proteínas microbianas) podrían reducir todo el impacto medioambiental (el potencial calentamiento global, el uso del agua y de la tierra) en más del 80 %, al tiempo que vieron que es una opción nutricionalmente adecuada.

Los Parrales


Los expertos concluyen que, además de mostrar la potencial contribución de los alimentos novel hacia un sistema alimentario más sostenible, estos hallazgos revelan sinergias relacionadas con cada opción alimentaria dentro del contexto europeo.

FEW (EFE, Nature)

DEUTSCHE WELLE