El Congreso de móviles cierra una edición marcada por la crisis de Huawei

  • EFE -
El Congreso de móviles cierra una edición marcada por la crisis de Huawei
Barcelona (España) - La presentación de nuevos dispositivos y las bondades del 5G, que centraba la programación del Congreso Mundial de Móviles (MWC), quedaron este año eclipsadas en parte por la crisis de Huawei con Estados Unidos y el despliegue de ambos actores de su artillería pesada durante la feria.

Estados Unidos envío una delegación al MWC para advertir al resto de países de su "importante preocupación" sobre usar los servicios de Huawei, una compañía que, además de vender móviles, es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo.



La cuestión, a juicio de un alto cargo del Departamento de Estado, Robert Strayer, que encabezaba la delegación es la siguiente: "¿Quieres tener un sistema que está potencialmente comprometido por el Gobierno chino o quieres apostar por una alternativa más segura?.

Esa misma tarde, el presidente rotatorio de Huawei, Guo Ping, rechazó las acusaciones "sin evidencias" de Estados Unidos sobre la seguridad de la tecnología que desarrolla su compañía: "No tienen sentido", sentenció.

Afirmó que la compañía china no cuenta con 'back doors' -"puertas traseras" diseñadas para controlar de forma maliciosa equipos ajenos infectados- y se toma "muy seriamente" todo lo relativo a la seguridad, al tiempo que ha defendido que la empresa ni espía ni dejará que nadie espíe a través de ella.

Mientras esta batalla se libraba entre bambalinas, en los pasillos el frenesí de novedades se desarrollaba como años anteriores, en una edición que cerró este jueves su puertas tras batir el récord de asistencia, 109.000 visitantes.



Así lo anunció John Hoffman, consejero delegado de GSMA, la patronal de los operadores móviles que organiza el MWC, coincidiendo con la clausura del evento, que volverá a Barcelona (noreste de España) del 24 al 27 de febrero de 2020.

Estos 109.000 visitantes, procedentes de más de 200 países, suponen aproximadamente 2.000 más que en 2018, cuando la organización se llegó a plantear abandonar Barcelona por la crisis política en Cataluña, y un millar más que en 2017, la edición que hasta ahora tenía el récord de asistencia.

Durante el mayor congreso de tecnología móvil del mundo, Huawei exhibió toda su fuerza el domingo -la jornada dedicada a la presentación de dispositivos- con un móvil plegable que se ha convertido en el más caro del mercado -2.616 dólares- y preparado para tecnología 5G.

Durante la misma jornada, en la que Samsung fue la gran ausente, el resto de marcas -Nokia, Xiaomi y LG- presentaron nuevos terminales, la mayoría adaptados a la futura red- y hubo una sorpresa, las segunda generación de gafas de realidad mixta de Microsoft, las HoloLens 2.



Estas gafas prometen ser toda una revolución para la medicina, la arquitectura o la educación. Generan hologramas que se pueden modificar con las manos, lo cual supone un paso de gigante frente a la realidad aumentada y la virtual, es la combinación de los dos.

La agenda del MWC tenía este año por objetivo mostrar las bondades del 5G, la quinta generación de comunicaciones móviles que revolucionará el sector por su mayor velocidad, capacidad y reducción del tiempo de respuesta (latencia).

Operadores, fabricantes y expertos llevan pregonando dos años sus bondades y aseguraban que ahora sí iba en serio y que en esta edición se podría ver 5G.

Aunque todo apunta a que el usuario final no notará ningún cambio hasta dentro de unos años, en el congreso se ha podido ver la revolución que generará la futura red.



Así se ha realizado la primera operación en España en línea (un cirujano estaba en el congreso y el paciente a 4 kilómetros), se han presentado vehículos autónomos -una realidad que será posible con la nueva red-, y un sinfín más de propuestas. EFE

Síguenos en Facebook