¿Eres de los que lava el pollo? Esta es la manera más segura de hacerlo, según la ciencia

  • AGENCIA SPUTNIK -
¿Eres de los que lava el pollo? Esta es la manera más segura de hacerlo, según la ciencia
© Foto : Pixabay/JESHOOTS-com
A pesar de que numerosos estudios científicos han demostrado que lavar el pollo antes de consumirlo puede ser perjudicial, ya que ayuda a propagar bacterias dañinas, muchas son las personas que continúan haciéndolo. Si estás en este grupo, entonces este artículo es para ti.

El matemático Scott McCalla de la Universidad Estatal de Montana en Bozeman, EEUU, decidió estudiar cuál es la manera más recomendable de lavar el pollo, ya que 70% de los consumidores de esta carne en el país norteamericano continúa con esta práctica.



Los investigadores colocaron pollo crudo bajo grifos abiertos y monitorearon el rocío de agua y bacterias a las superficies cercanas. Los resultados mostraron que ciertos factores afectan dramáticamente la proliferación de bacterias.

La altura del grifo sobre el pollo tuvo el mayor efecto. Si el agua cayó 40 centímetros antes de tocar una pechuga o un muslo de pollo, los gérmenes viajaron más lejos en comparación con los pollos lavador con grifos colocados a 15 centímetros de esta carne.

En las pruebas que involucraron los grifos más lejos, las gotas de agua salpicaron más de 22 centímetros en el aire, por lo que contaminaron gran parte del área circundante. Para los grifos inferiores, las gotas salpicaron solo unos 5 centímetros de altura, y hubo comparativamente pocas señales de contaminación que llegaran a las superficies cercanas.

Los investigadores también descubrieron que si abrían un grifo por completo y de golpe, el estallido inicial de agua enviaba un rocío contaminado por los aires. Mientras que si el agua salía poco a poco se reducía gradualmente el rocío.

Publicita en Páginas Amarillas


Otro factor a tomar en cuenta: la textura del pollo. El agua que golpea al pollo crea una pequeña hendidura en la superficie blanda, que dispara la salpicadura más lejos de lo que lo haría si el pollo no se deformara. Los científicos del estudio publicado en Physics of Fluids recomiendan reducir la formación de hoyuelos.

Cómo lavar el pollo (sin morir de salmonella en el intento):

1. Minimice la distancia entre el grifo y la superficie del pollo
2. Abra el agua gradualmente
3. Evite dejar el pollo mucho tiempo en el agua.

El pollo crudo puede contaminarse con salmonella y otras bacterias que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos. Hasta la salpicadura más pequeña puede contaminar fregaderos y propagar la bacteria a otro grupo de alimentos.

Los Parrales


AGENCIA SPUTNIK