Científicos españoles hallan nuevos genes resistentes al principal tratamiento de la tuberculosis

  • AGENCIA SPUTNIK -
Científicos españoles hallan nuevos genes resistentes al principal tratamiento de la tuberculosis
CC BY 2.0 / NIAID / Mycobacterium tuberculosis Bacteria
Una novedosa técnica genética ha permitido indagar en las causas de la resistencia a los principales antibióticos que se utilizan contra la bacteria que causa la enfermedad.

Un millón de personas muere cada año en el mundo a causa de la tuberculosis y la mortalidad ha aumentado aún más por primera vez en más de diez años, como consecuencia de la pandemia del COVID-19, según un informe de la Organización Mundial de la Salud. Por ello es imprescindible saber qué es lo que hace que esta bacteria sea resistente a los principales tratamientos que hay contra la enfermedad.



Un grupo de investigadores españoles ha dado un gran paso en este sentido y ha descubierto cuáles son los genes de la bacteria Mycobacterium tuberculosis que hacen que esta sea resistente a la isoniazida, uno de los principales antibióticos que se utilizan para su tratamiento junto con la rifampicina.

"En este estudio buscamos genes implicados en la resistencia a isoniazida que no hayan sido descritos con anterioridad", ha señalado en una nota de prensa Victoria Furió, investigadora de la Unidad Genómica de la Tuberculosis del IBV, liderada por Iñaki Comas. "Aquí hemos usado una aproximación basada en la genómica funcional, que consiste en determinar de forma experimental la función de todos los genes del genoma", asegura.

Para ello utilizaron novedosas técnicas de genómica funcional, la secuenciación mediada por transposón, con las que se analizaron todos los genes de la bacteria e identificar así los que están implicados en el mecanismo de resistencia al fármaco para comparar posteriormente los resultados con datos clínicos. "Si una cepa de Mycobacterium tuberculosis con esta mutación crece muy bien en presencia del antibiótico isoniazida sabemos que ese gen en particular está asociado con resistencia a ese antibiótico", aclara la investigadora del IBV-CSIC.

La resistencia a estos dos antibióticos aumenta las probabilidades de que el tratamiento falle en más del 40% de los pacientes, mientras que si no hay resistencias, las probabilidades de que el tratamiento no funcione se reduce hasta menos del 5%.

Publicita en Páginas Amarillas


El estudio ha sido realizado por grupo de investigación del Instituto de Biomedicina de Valencia, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IBV-CSIC) y sus resultados se han publicado en la revista en la revista Communications Biology.

AGENCIA SPUTNIK