Las razones para incluir en una dieta saludable una porción de arándanos rojos

  • AGENCIA SPUTNIK -
Las razones para incluir en una dieta saludable una porción de arándanos rojos
© Foto : Pixabay/Waldrebell
Se ha demostrado científicamente que esta baya es una fuente rica en antioxidantes y otras propiedades capaces de prevenir varias enfermedades, pero esta es tan solo una de las varias razones por las que se debe aprovechar al máximo su temporada.

Estas deliciosas bayas, además de antioxidantes, tienen un alto contenido de fenol. Otra de sus grandes virtudes es su versatilidad ya que se pueden consumir crudas y también las podemos emplear en la cocina.



Los arándanos crudos pueden ser una buena fuente de vitamina C y E, de hecho, en una porción de media taza de estas bayas contiene 23 calorías, seis gramos de carbohidratos, más de un gramo de fibra dietética y solo dos gramos de azúcar.

Además, las propiedades de estas bayas pueden tener efectos anticancerígenos y antinflamatorios capaces de prevenir la enfermedad hepática, bajan la presión arterial, mejoran la vista y también la salud cardiovascular.

Aunque no es de las bayas más dulces que se conocen, su sabor específico la convierte en una de las más versátiles a la hora de consumirla como en jugos, crudas, con avena, con yogur natural y también en la cocina donde usualmente se la agrega en los rellenos de pavo, o se puede preparar una deliciosa salsa de arándanos.

El portal Every Day Health, compartió una receta para incluir esta deliciosa baya en tu dieta de una manera que quizás nunca antes habías probado y para prepararla harán falta:

Publicita en Páginas Amarillas


- una bolsa de unos 350 gramos de arándanos frescos,
- la piel rallada y el jugo de una naranja mediana,
- ¼ de taza de agua,
- ¼ de taza de miel,
- una cucharadita de extracto puro de vainilla,
- ¾ cucharadita de canela molida,
- Una pizca de nuez moscada molida.

Coloca los arándanos, el jugo de naranja, la miel, el extracto de vainilla, la canela y la nuez moscada en una cacerola mediana y ponla a cocinar a fuego medio-alto. Una vez que llegue al punto de ebullición taparlo y reducir la cocción a fuego lento unos 10 minutos revolviendo la mezcla periódicamente hasta que los arándanos hayan reventado y la mezcla esté lo suficientemente espesa.

Al retirar la mezcla del fuego, agregar la piel de naranja rallada y dejar enfriar por completo la salsa hasta servirla.

AGENCIA SPUTNIK

Los Parrales