Fraudes informáticos sobre las vacunas para COVID-19 están de moda, ¿cómo evitarlos?

  • AGENCIA SPUTNIK -
Fraudes informáticos sobre las vacunas para COVID-19 están de moda, ¿cómo evitarlos?
© Foto : Pixabay / alfcermed
Las flamantes vacunas contra el COVID-19 se convirtieron en uno de los artículos más demandados en el planeta y, en ese contexto, no es extraño que estafadores de todo el mundo se hayan puesto a trabajar en formas de engañar a las personas ávidas de inmunizarse contra la enfermedad pandémica.

En diciembre, Interpol debió emitir una alerta internacional para que los países extremaran la precaución ante lo que pronosticaba como "una avalancha de todo tipo de actividades delictivas vinculadas a la vacuna contra el COVID-19".

Publicita en Páginas Amarillas


América Latina lo vive en carne propia, ya que países como Chile y Brasil detectaron sitios web desde los que se comercializaban supuestas vacunas contra el COVID-19 que no se corresponden con los canales oficiales de distribución ni con lotes de dosis realmente existentes.
En realidad, la nueva tendencia a las estafas relacionadas con las vacunas solo fue la continuación de maniobras similares que también utilizaban la desesperación provocada por la pandemia como anzuelo, aunque ofreciendo test de diagnósticos o presuntos medicamentos.

¿Qué buscan los cibercriminales con las falsas vacunas?
Los estafadores cibernéticos que colocan anuncios no esperan comercializar efectivamente vacunas con componentes adulterados (o al menos eso todavía no fue detectado). En general, la actividad delictiva apunta a, mediante formularios web que componen el supuesto proceso de compra, quedarse con datos sensibles de los incautos compradores.

Un reporte de ESET, empresa internacional especializada en seguridad informática, da cuenta de la magnitud que llega a tener este problema en países desarrollados como Estados Unidos. La empresa menciona los informes de la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés), que hasta el 1 de enero había reportado más de 312.000 eventos de fraude y robo de identidad vinculados con la pandemia.

En total, los consumidores estadounidenses perdieron más de 294 millones de dólares, con un promedio de 300 dólares perdidos por cada víctima. En su mayoría, las estafas correspondieron a supuestas ventas online.
Pero no solo los usuarios han sido víctimas de los cibercriminales. Investigadores de ESET identificaron ataques informáticos realizados por el grupo de cibercriminales conocido como Lazarus contra entidades gubernamentales y laboratorios vinculados al desarrollo de vacunas.

Abre tu tienda online


Consejos para evitar fraudes informáticos vinculados al COVID-19
La información suele ser el principal escudo contra este tipo de ataques informáticos, que generalmente suelen valerse del estado de confusión en que un usuario puede entrar en situaciones de crisis sanitaria.

Para Camilo Gutiérrez Amaya, jefe del Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, un primer paso debe ser "leer con atención las comunicaciones que ofrezcan acceso temprano a las vacunas, especialmente si hay que pagar comisión o poner datos personales".
El experto aconseja también "consultar siempre fuentes oficiales para obtener información actualizada sobre el plan de vacunación y verificar con un proveedor de salud de confianza para más seguridad".

Otro consejo valioso es que el usuario evite "hacer clic en enlaces o descargar archivos que llegan en correos inesperados o mensajes de fuentes desconocidas".

AGENCIA SPUTNIK

Los Parrales