Genética y exposición solar excesiva, factores para desarrollo del melanoma

  • EFE -
Genética y exposición solar excesiva, factores para desarrollo del melanoma
Imagen ilustrativa
La genética y la exposición solar excesiva y repetitiva son factores que inciden en el desarrollo del melanoma, un tipo de cáncer de piel, advirtió este jueves un especialista en Ciudad de México.

En el marco del Día Mundial del Melanoma, el dermatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Gustavo Vargas Ramírez, resaltó que este tipo de cáncer se da en personas que abusan de la exposición al sol, en especial quienes están frecuentemente de vacaciones.



Dijo que las personas que viven en regiones costeras tienen "una piel 'aclimatada' a las condiciones de clima y calor", a diferencia de quienes se exponen al sol con fines lúdicos.

En cuanto a la genética, dijo que si existen antecedentes de melanoma en la familia se debe acudir lo más pronto posible con el especialista para descartar la presencia del mismo e incluso los niños pueden verse afectados con este tipo de cáncer.

"Si tienen quemaduras solares de la infancia, o más de 50 lunares en el cuerpo hay que estar vigilando constantemente a estas personas, puede haber niños ya con melanoma de nacimiento", explicó.

Indicó que el melanoma es más frecuente en personas de entre 30 y 50 años, no obstante destacó que a mayor edad, mayor riesgo y refirió que hay una tendencia mayor entre los varones en comparación con las mujeres.



"Todos los lunares pueden ser potencialmente malignos y más cuando estamos en edad avanzada, porque los factores exponenciales del sol provocan que estos nevos o lunares se distorsionen con el tiempo", explicó.

Subrayó que si un lunar o nevo, con el tiempo presenta cambios en su coloración, tamaño, o forma, o incluso aparecen bordes irregulares o puntos dentro del mismo, pueden ser indicativos de la presencia del melanoma.

El especialista afirmó que debido a los daños ecológicos al planeta, los casos de melanoma en el mundo se han incrementado hasta en un 500 % durante las últimas cuatro décadas.

Sin embargo, señaló que nueve de cada 10 casos pueden llegar a ser curables si se realiza un diagnóstico e intervención muy precoz, aunque se trata de un cáncer "muy agresivo y letal" que puede ocasionar metástasis hacia otros órganos y tejidos.



Refirió que existen cuatro tipos de melanoma: el de extensión superficial que es el más frecuente, el nodular, el lentigo maligno y el lentiginoso acral.

En los varones es frecuente que las lesiones o lunares distorsionados aparezcan en el tórax, mientras que en las mujeres en extremidades superiores.

El melanoma maligno representa entre el 5 y el 20 % de los tumores de piel en el mundo, además de que 48 % de las muertes por cáncer de piel son por este tipo de cáncer. EFE

Síguenos en Facebook