Gustavo Petro: "en mi Gobierno no habrá persecuciones políticas"

  • AGENCIA SPUTNIK -
Gustavo Petro: "en mi Gobierno no habrá persecuciones políticas"
© Foto : Prensa Gustavo Petro
El presidente electo de los colombianos dio su primer discurso luego de derrotar en las urnas a Rodolfo Hernández. El líder de la izquierda mandó un mensaje de unión y de diálogo.

Raúl Zurita, poeta chileno, dijo alguna vez que entre la política, el amor y el sufrimiento no había diferencias. Y que una gran historia —en su caso un gran poema— debía tener estos tres elementos. Este 19 de junio, en el Movistar Arena de Bogotá, hubo más que eso. Sufrimiento, que fue más bien ansiedad, cuando comenzó el escrutinio de los resultados de la segunda vuelta presidencial de Colombia. Amor cuando los abrazos reemplazaron las palabras y se ratificó que Gustavo Petro era el nuevo mandatario. Y política cuando el líder del Pacto Histórico dio su primer discurso frente a más de 12 mil personas.



Y como si se tratase de una obra del dramaturgo alemán Berlot Brech, con el arte siendo una división de pasos para el entretenimiento, todo fue un show. Primero con la llegada de políticos y personalidades influyentes que respaldaron a Petro. Fueron apareciendo y llenando las sillas Luis Gilberto Murillo, exfórmula vicepresidencial del candidato Sergio Fajardo, Gustavo Bolívar, senador electo del Pacto Histórico, Alfonso Prada, jefe de debate de Petro, entre otros.

Pero quizá el momento más emocionante, claro antes de la entrada del nuevo presidente y su vicepresidenta Francia Márquez, fue el ingreso de la minga indígena, y el canto al unísono: Guardia, guardia, fuerza, fuerza, por mi raza, por mi tierra. Un triunfalismo total y realista, otra muestra de la pluralidad que ha conformado a esta ola política y social que es el Pacto Histórico.

Después de una espera de un par de horas y con las tribunas a reventar (hubo gente que se quedó fuera del escenario), llegó Márquez y hubo gritería, bulla, aplausos.

"Necesitamos reconciliar esta nación y hacerlo sin miedo. Quiero agradecer a todos los colombianos, a nuestros hermanos y hermanas, líderes sociales y a los jóvenes que creen en nosotros. Este será el Gobierno de la gente de a pie, el Gobierno de los nadies de Colombia. Después de 214 años lo logramos. Y ahora, vamos las mujeres a eliminar el patriarcado de este país", dijo Márquez, la primera mujer afrodescendiente que ocupa este cargo, la mujer que fue madre soltera a los 16 años, minera, empleada doméstica, abogada y líder ambientalista.

Publicita en Páginas Amarillas


Mientras Francia terminaba sus palabras entró Petro, se ubicó a su lado, y hubo un estrépito en el lugar. Luces, cámaras, gritos, cual concierto de rock. El presidente electo tomó el micrófono y mandó su primer mensaje. "No vamos a traicionar a nuestro electorado. A partir de hoy, Colombia cambia, Colombia será otra. Empieza la política del amor".

La intervención, que más pareció una charla íntima —Petro tiene la habilidad de dominar a las masas y llegarles al corazón— pasó de inmediato a ideas claves y pragmáticas. "En mi Gobierno no habrá persecuciones políticas. Vamos a trabajar todas y todos para acabar con los odios y para dejar a un lado los sectarismos. Por eso invito a quienes harán oposición para que dialoguemos y lleguemos a consensos, para que nuestra Colombia sea una sola".

Las invitaciones a quienes tanto lo han criticado, a quienes no le perdonan su pasado guerrillero, siguieron. "A los más de 10 millones de electores que tuvo Rodolfo Hernández les doy la bienvenida para dialogar en mi Gobierno. Todos vamos por el mismo camino".

Petro, que por momentos tuvo que parar por la algarabía y las arengas, también se refirió al Acuerdo de Paz firmado con las Farc en 2016 y prometió implementarlo a cabalidad. "La paz debe ser sencilla de entender. Y un ejemplo de paz es que alguien como yo pueda ser presidente. Hay que tener esperanza y trabajar por que todas y todos tengamos oportunidades por igual".

Los Parrales


Las invitaciones a quienes tanto lo han criticado, a quienes no le perdonan su pasado guerrillero, siguieron. "A los más de 10 millones de electores que tuvo Rodolfo Hernández les doy la bienvenida para dialogar en mi Gobierno. Todos vamos por el mismo camino".

Petro, que por momentos tuvo que parar por la algarabía y las arengas, también se refirió al Acuerdo de Paz firmado con las Farc en 2016 y prometió implementarlo a cabalidad. "La paz debe ser sencilla de entender. Y un ejemplo de paz es que alguien como yo pueda ser presidente. Hay que tener esperanza y trabajar por que todas y todos tengamos oportunidades por igual".

Al final, el candidato que ahora es presidente electo, cerró su intervención con una frase: "Yo soy Gustavo Petro y soy su presidente". Vendrán 49 días para empezar a organizar lo que será su gabinete, lo que será materializar su plan de Gobierno y la posesión que se llevará a cabo el próximo 7 de agosto, día que se firmará, para hacerse oficial, lo histórico que acaba de suceder en el país: por primera vez Colombia tendrá un Gobierno de izquierda.

AGENCIA SPUTNIK

Hotel Presidente