Scholz confía en un pronto consenso de la OTAN sobre la adhesión de Suecia y Finlandia

  • AGENCIA SPUTNIK -
Scholz confía en un pronto consenso de la OTAN sobre la adhesión de Suecia y Finlandia
© AFP 2022 / John Macdougall
El canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, expresó su confianza en que los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) muy pronto llegarán a un consenso sobre la entrada de Suecia y Finlandia en la alianza.

"Si hay una voluntad común en la OTAN, entonces Finlandia y Suecia deberían convertirse rápidamente en países miembros (...) Tengo mucha confianza en que pronto todo esto se arreglará", dijo Scholz en una rueda de prensa durante su visita a los Países Bajos.



El canciller afirmó que "el Gobierno alemán ya ha tomado las decisiones necesarias para que sea posible apoyar" el ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN, y poder "llevarlo a cabo rápidamente" junto con el Bundestag (Parlamento).

"Tengo la impresión de que muchos países quieren hacer lo mismo", resaltó Scholz.

Finlandia y Suecia presentaron el pasado 11 de mayo su solicitud para adherirse al bloque militar.

El pasado 16 de mayo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que Ankara se opone al ingreso de los dos países nórdicos debido a que apoyan, según él, al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo prohibido en Turquía por actividad terrorista.

Publicita en Páginas Amarillas


Sin la aprobación unánime de todos los Estados miembros de la OTAN, Finlandia y Suecia no podrán ingresar en la Alianza.

La operación militar lanzada por Rusia en Ucrania el pasado 24 de febrero obligó a Estocolmo y Helsinki a replantearse su tradicional política de neutralidad e inclinó la opinión pública a favor del ingreso en la Alianza Atlántica.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso advirtió en reiteradas ocasiones que el ingreso de esos países nórdicos en la OTAN implicaría consecuencias tanto para sus relaciones bilaterales con Rusia como para el conjunto de la arquitectura de seguridad europea.

El 16 de mayo, el presidente ruso, Vladímir Putin, aseveró que su Estado no tiene "problemas con estos países" y la expansión de la Alianza Atlántica a Finlandia y Suecia "no crea una amenaza directa para Rusia", pero advirtió de que la posible expansión de la infraestructura militar del bloque bélico a este territorio podría provocar una "respuesta" de Moscú.

Los Parrales


La incorporación a la alianza transatlántica, según Moscú, también sería perjudicial para la imagen de promotores de iniciativas constructivas, de cohesión internacional, que ambos países han sostenido durante décadas.
Rusia insiste en que la Alianza Atlántica deje de expandirse hacia el este y vuelva a las posiciones de 1997.

AGENCIA SPUTNIK