UE condena desalojo de palestinos en Israel para crear zona militar

  • DEUTSCHE WELLE -
UE condena desalojo de palestinos en Israel para crear zona militar
Protesta palstina contra los asentamientos israelíes en Masafer Yatta. Mussa Qawasma/REUTERS
La Unión Europea (UE) condenó un fallo judicial en Israel que aprobó el desalojo "por razones militares" de más de mil ciudadanos palestinos en Cisjordania para instalar un campo de prácticas de tiro.

"El establecimiento de una zona de tiro no puede ser considerado como un 'motivo militar imperativo' para trasladar a la población bajo ocupación", advirtió este martes (10.05.2022) el portavoz del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.



Asentamientos, demoliciones y desalojos: "ilegales según el derecho internacional"

En un comunicado, Borrell apuntó que "la expansión de los asentamientos, las demoliciones y los desalojos son ilegales según el derecho internacional".

Por ello, añadió, la UE "condena tales planes e insta a Israel a cesar las demoliciones y los desalojos, de conformidad con sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos".

El caso de Masafer Yatta, o Zona de Tiro 918, un área agrícola cerca de Hebrón en la Cisjordania ocupada, ha sido una de las batallas legales más largas de Israel. Los residentes de ocho aldeas recurrieron a los tribunales durante unos 20 años luchando contra los esfuerzos del Gobierno israelí para desalojarlos.

Publicita en Páginas Amarillas


A principios de la década de 1980, el Ejército declaró el territorio de 3.000 hectáreas (30 kilómetros cuadrados) una zona militar restringida y afirmó que estaba deshabitado. Los aproximadamente mil palestinos que viven allí dijeron que era el hogar de su pueblo mucho antes de que los soldados israelíes pusieran un pie en Cisjordania, que el Estado judío ha ocupado desde 1967.

Israel capturó ese territorio en la Guerra de los Seis Días y Cisjordania es ahora el hogar de más de 475.000 colonos israelíes que viven en comunidades consideradas ilegales según el derecho internacional.

En Jerusalén Este, como en Cisjordania: otras 35 personas sin hogar

Este mismo martes, las autoridades israelíes destruyeron el edificio de una familia palestina en Jerusalén Este, dejando 35 personas sin hogar, en el último episodio hasta la fecha de las expulsiones en ese sector palestino de la ciudad bajo ocupación israelí.

Los Parrales


"Empleados de la alcaldía llegaron a las 9:00 (horas) de esta mañana. Forzaron la puerta y nos expulsaron sin dejarnos sacar nuestras pertenencias", declaró a la agencia francesa AFP Farès Rajabi, de 35 años.

Rajabi es uno de los residentes de este edificio de cinco apartamentos en el sensible barrio de Silwan, situado al lado de la Ciudad vieja y donde muchos colonos israelíes se instalaron en los últimos años.

Más tarde, un fotógrafo de AFP constató la destrucción del edificio de tres pisos de la familia Rajabi. Y la Media Luna roja palestina registró cinco heridos en enfrentamientos entre la Policía israelí y habitantes del barrio opuestos a la demolición.

En la parte oriental de Jerusalén, ocupada y anexada por Israel, centenares de familias palestinas presentes desde hace décadas están enfrentadas a órdenes de expulsión, especialmente en los barrios de Cheikh Jarrah y Silwan.

Hotel Presidente


En mayo de 2021, manifestaciones de apoyo a familias amenazadas de expulsión en Cheikh Jarrah degeneraron en choques con colonos y la policía israelí, que anticiparon una oleada de violencia sangrienta en Israel y en los Territorios palestinos.

La familia Rajabi pagó más de 100.000 dólares en los últimos años de multas y gastos para tratar de regularizar su situación pero sin éxito, declaró Farès Rajabi, que denuncia una expulsión "política".

Según la ONU, cerca de 40 construcciones fueron destruidas desde inicios del año en Jerusalén Este, causando el desplazamiento de unas cien personas, antes de los miembros de la familia Rajabi.

rml (afp, kna, dpa)



DEUTSCHE WELLE