Metas corporativas de cero neto: ¿acción genuina o lavado verde de imagen?

  • DEUTSCHE WELLE -
Metas corporativas de cero neto: ¿acción genuina o lavado verde de imagen?
Imagen Ilustrativa, Pixabay
Las grandes empresas prometen llegar al cero neto de carbono, pero algunos dicen que eso es solo distrae de los problemas reales, y es un lavado verde de imagen.

Luego de la conferencia de la ONU sobre cambio climático, COP26, que terminó con esperanza silenciosa y elevada frustración, debido a que los anuncios y promesas de terminar con la energía del carbón se debilitaron a último momento, el impacto de lobby de los combustibles fósiles está siendo analizado en Glasgow.



Aunque en la COP26 el carbón fue mencionado por primera vez en un acuerdo de la COP, el petróleo y el gas, las otras fuentes importantes de emisiones de carbono que atizan el calentamiento global, no se mencionaron en el Pacto Climático de Glasgow. Además, ninguno de los países del G20 con altas emisiones se adhirió a la Alianza Más Allá del Petróleo y el Gas (Beyond Oil and Gas Alliance, BOGA), lanzada en la cumbre para acabar con esos combustibles fósiles.

Los activistas climáticos han argumentado que los grandes contaminadores pudieron ejercer su influencia en Glasgow al impulsar objetivos netos de emisión cero que se basan en tecnología de captura de carbono no probada y mecanismos de compensación. La idea es retrasar los recortes inmediatos de las emisiones de combustibles fósiles y evitar el "cero real", dicen.

El lavado verde del "neto cero” de carbono

El gigante de combustibles fósiles Shell es uno de los mayores contaminadores del mundo. Un tribunal holandés le ordenó en mayo reducir sus emisiones hasta 2030 para cumplir con el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius. Sin embargo, la compañía ha estado prometiendo "Net Zero by 2050” (cero neto para 2050) a través de una serie de iniciativas de descarbonización que, según los activistas, equivalen a un lavado verde de imagen.

Publicita en Páginas Amarillas


Según el informe "Still a Big Con" (Todavía una gran estafa), publicado en el período previo a Glasgow, las grandes petroleras Shell y BP destinaron juntas 17 mil millones de dólares (unos 15 mil millones de euros) a proyectos de combustibles fósiles en 2021, pero dicen que la inversión es coherente con su red de compromiso con el cero neto para 2050.

Ambas estuvieron representadas en la COP26 como miembros del Grupo de Trabajo sobre la Ampliación de los Mercados Voluntarios de Carbono, que estuvo en Glasgow para promover la compensación de carbono como una ruta hacia el cero neto.

"Las grandes empresas del petróleo y el gas se han sumado al cero neto para 2050, lo que les permite fingir que participan activamente en la lucha contra el cambio climático en lugar de empeorar el problema", dijo a DW Pascoe Sabido, investigador del organismo de control del cabildeo con sede en Bruselas Corporate Europe Observatory (CEO) y coautor de "Still a Big Con: How Big Polluters are using 'net zero' to block meaningful action at COP26” (Todavía una gran estafa: cómo los grandes contaminadores están usando el ‘cero neto' para bloquear acciones significativas en la COP26).

La "carrera hacia el cero neto”

Los Parrales


Unos 503 representantes de más de 100 compañías de combustibles fósiles asistieron a la COP26, una cantidad mayor al total de delegados de cualquier país, según informes de organizaciones defensoras del clima como Global Witness. El informe "Still a Big Con” señala que muchas corporaciones vinculadas con los combustibles fósiles estuvieron representadas en la COP como signatarias de compromisos como "Race to Zero”.

BlackRock, una corporación financiera líder, y el segundo inversionista de carbón más grande del mundo, se encuentra entre más de 5.000 empresas y 400 instituciones financieras inscritas en Race to Zero. El gigante del software Microsoft, al que Sabido llamó "el mayor socio tecnológico de la industria del petróleo y el gas", también está en la lista.

Otro miembro de Race to Zero es Drax Group, una antigua compañía de combustibles fósiles que se convirtió en un negocio de energía limpia que promete ser negativo en carbono para 2030, pero que opera la planta de energía con mayor emisión de carbono en el Reino Unido y la cuarta más grande de Europa.

Rachel Rose Jackson, directora de Investigación Climática en la organización Accountability, criticó que Microsoft fuera uno de los "socios principales” de la COP, a pesar de vender programas de computación para localizar y extraer petróleo y gas. Microsoft anunció su compromiso de llegar al neto cero para 2030, y de eliminar todo el carbono emitido desde 1975 hasta 2050. Pero la organización ecológica Greenpeace informó que el contrato de Microsoft con ExxonMobil para localizar campos petrolíferos podría, por sí solo, "conducir a mayores emisiones más del 20% de la huella de carbono anual de Microsoft ".

Hotel Presidente


Al respecto, Jackson insiste en que los gobiernos no deberían haber compartido el centro de atención en la COP26 con esas corporaciones que, según ellas, han presionado por soluciones tecnológicas, compensaciones y "distracciones peligrosas”. En lugar de eso, los Estados deberían haberse centrado en legislar reducciones estrictas de emisiones "en la fuente”. En cambio, el acuerdo final no especificó una eliminación gradual de los combustibles fósiles y también contenía un "lenguaje diluido" sobre los subsidios a los combustibles fósiles, agregó Jackson.

(cp/ms)

Stuart Braun

DEUTSCHE WELLE