Primera Semana Medioambiental Iberoamericana aborda retos urgentes de la región

  • DEUTSCHE WELLE -
Primera Semana Medioambiental Iberoamericana aborda retos urgentes de la región
Imagen Ilustrativa, Pixabay
A través de 30 reuniones virtuales, la primera Semana Medioambiental abordó la alta vulnerabilidad de la región a los efectos del cambio climático y el deterioro ambiental.

Agua, energía, salud y medio ambiente, crisis climática e impacto en los ecosistemas marinos y terrestres son algunos de los retos medioambientales que afronta Iberoamérica. Estos desafíos quedaron recogidos en la Agenda Ambiental Iberoamericana que se acordó en la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada el pasado mes de abril en Andorra.



Por este motivo y con el objetivo de crear un espacio de cooperación y diálogo en materia medioambiental, más de 150 representantes de gobiernos nacionales y locales, instituciones, fundaciones y empresas de Iberoamérica -entre los que destacaron los ministros de Medio Ambiente de República Dominicana, Colombia y Chile-, se reunieron entre el 20 y el 24 de septiembre en la primera Semana Medioambiental Iberoamericana.

Organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el evento contó con una treintena de reuniones virtuales. El objetivo fue “poner en común los trabajos, iniciativas y buenas prácticas que están teniendo lugar en la región, fomentar las relaciones institucionales y brindar insumos para concentrar el trabajo en materia medioambiental de modo que se construya sobre lo existente”, explicó a DW Jorge Andrés Osorio Betancur, Técnico de la Dirección de Planificación, Seguimiento y Evaluación de la SEGIB.

En el marco del mismo, los participantes recalcaron la necesidad de impulsar una acción climática que incluya medidas de mitigación y adaptación, coordinada y multilateral. Y pusieron como ejemplo la labor que se está llevando a cabo en los sectores del agua y saneamiento, la transición energética y la conservación y uso de la biosfera, entre otros.

Tejiendo redes

Publicita en Páginas Amarillas


Una visión integral y regional de los retos medioambientales puede facilitar acuerdos para una gestión conjunta. “En este punto es muy importante el trabajo en redes, principalmente técnico, porque permite que los funcionarios que tienen retos similares intercambien experiencias y tengan un espacio de interlocución”, consideró Osorio Betancur, también encargado de los asuntos medioambientales de la SEGIB.

Así, apuntó a la experiencia de gestión de sequías e inundaciones de Brasil, México, Ecuador y El Salvador, cuyos representantes presentaron “la forma cómo han construido e implementado sus políticas de atención a emergencias por sequías, cómo levantan diagnósticos, que análisis toman en cuenta, cómo hacen proyecciones”.

En el caso de las inundaciones, Leonardo González, Gerente de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE) de la Comisión Nacional del Agua en México, explicó las acciones de limpieza que se realizan, desde diciembre a mayo, en cauces de ríos urbanos y en las redes de drenaje donde se acumula basura. “Son algunos de los factores que pueden provocar las inundaciones”, dijo, apuntando que “cuando se llegan a obturar algunas de las partes de los drenajes, con los equipos de bombeo hacemos un by-pass en las redes que están dañadas para que pueda seguir proporcionando servicio”.

Actualmente este trabajo se está llevando a cabo en 11 estados donde se concentra un gran número de habitantes del país. En este sentido, González apuntó que la mayoría de los 21 centros regionales de atención de emergencias se sitúan al sur del país debido a la alta presencia de huracanes.

Los Parrales


Otra experiencia destacable es la gestión de Brasil, México y Paraguay en el tratamiento de los factores ambientales de la salud. “Esta se concentró en las lecciones de la pandemia y los principales aspectos que deben ser evaluados por los gobiernos de cara al futuro: contaminación, infecciones transmitidas por vectores, residuos químicos, calidad el aire”, dijo el encargado de los asuntos medioambientales de la SEGIB.

Cooperación regional

Algunos de los próximos pasos que se van a llevar a cabo tras la Semana Medioambiental se focalizan en las redes iberoamericanas de agua, cambio climático y servicios meteorológicos. “Trabajaremos muy especialmente en el intercambio técnico de experiencias en la gestión y planificación integral del recurso hídrico. Igualmente, en el intercambio de experiencias en materia de observación hidrometeorológica, de alertas tempranas y en adaptación al cambio climático”, avanzó Osorio Betancur.

Y es que se trata de una tarea constructiva. “El trabajo de estas redes ha permitido el desarrollo de legislación en los países y el apalancamiento de recursos de cooperación hacia proyectos de los países”, recalcó, poniendo como ejemplos el apoyo a la ley de aguas hondureña o los estudios preliminares para el proyecto de adaptación de costas al cambio climático en Uruguay.

Hotel Presidente


Igualmente, con los resultados obtenidos de la Semana Medioambiental se estructurarán las líneas de acción medioambiental iberoamericanas de cara a XXVIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado que acogerá República Dominicana el próximo año. Aquí, bajo el lema “Juntos por una Iberoamérica justa y sostenible”, el Observatorio Iberoamericano de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático ofrecerá un nuevo informe sobre la situación regional.

(ers)

Judit Alonso

DEUTSCHE WELLE