ONU: La pandemia del COVID-19 agrava la crisis del empleo femenino en el mundo

  • ABI -
ONU: La pandemia del COVID-19 agrava la crisis del empleo femenino en el mundo
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que la desigualdad entre los géneros en el mundo del trabajo se agudizó con la pandemia de COVID-19, golpeando desproporcionadamente la ocupación y los ingresos de las mujeres.

La agencia de la Organización de Naciones Unidas proyecta para 2021 que sólo el 43,2% de las mujeres en edad de trabajar tendrá trabajo y que el 68,6% de los hombres estará empleado, un nivel que recupera el índice de ocupación masculina previo a la emergencia sanitaria.

Publicita en Páginas Amarillas


Los datos del nuevo análisis del organismo dan a conocer que, entre 2019 y 2020, el empleo de las mujeres decreció un 4,2%, es decir, perdió 54 millones de puestos de trabajo, mientras que el de los hombres se redujo en un 3% o 60 millones de trabajos.

La publicación “Avanzar en la reconstrucción con más equidad” explica que la desproporción en la pérdida de empleos e ingresos de las mujeres se debió a su presencia excesiva en los sectores económicos más afectados, como los servicios hostelero y manufacturero.

La OIT destaca que, en la afectación por regiones, América registró la mayor pérdida de empleos de mujeres a causa de la pandemia, con 9,4% de trabajos perdidos, frente a un descenso de 7% en el caso de los hombres.

“La caída del empleo de las mujeres perturbó el progreso observado en los últimos quince años gracias a la mejora de las oportunidades educativas para las mujeres, al aumento de disponibilidad de empleos formales en el sector de los servicios, a la migración de zonas rurales a urbanas y al descenso de las tasas de fertilidad”, apunta el análisis.

Abre tu tienda online


El estudio recuerda que las mujeres siguen ganando un 20% menos que los hombres y ven sus salarios más penalizados cuando pertenecen a minorías étnicas, son migrantes o tienen alguna discapacidad.

“La pandemia de COVID-19 ha golpeado a quienes están en el fondo de la escala salarial más que a quienes están en lo alto, y en particular a las mujeres, que están desproporcionadamente representadas en los trabajos de baja remuneración”, enfatiza.