Coronavirus: Europa da los primeros pasos hacia la normalidad

  • DEUTSCHE WELLE -
Coronavirus: Europa da los primeros pasos hacia la normalidad
Tomar un capuccino mirando hacia la catedral de Milán, algo que muchos deseaban. Claudio Furlan/LaPresse /ZUMA/dpa/picture alliance
Muchas personas no desean más que eso: salir, encontrarse con amigos, ir de compras o a tomar un café. Luego de meses de confinamiento, varios países europeos reabren lentamente, pero bajo ciertas condiciones.
Mientras en Alemania el freno de emergencia por el coronavirus todavía paraliza la vida pública, con comercios y restaurantes cerrados, en otros países de Europa comienzan a reabrirse. Aquí, algunos ejemplos.

Grecia
Tanto los griegos como los turistas seguramente se alegran ahora, luego de que en Grecia los bares y tabernas estuvieron cerrados durante casi seis meses por el alto número de contagios de coronavirus. Este lunes puede volver a abrir, pero solo para atender a los huéspedes en el exterior, y con protocolos de seguridad. El personal gastronómico se debe realizar un test de coronavirus dos veces por semana y llevar mascarilla. Los huéspedes no pueden permanecer de pie, sino solo sentados. En las mesas puede sentarse un máximo de seis personas, y entre las mesas debe haber distancia.

Publicita en Páginas Amarillas


Para evitar un ambiente demasiado relajado, se prohíbe la música. Todo cierra poco antes de las 23:00 horas, ya que el toque de queda nocturno continúa. A pesar de esas reglas, los cafés y restaurantes seguramente estarán llenos, ya que el clima mediterráneo ayuda.

Según la Universidad Johns Hopkins, la incidencia diaria en Grecia está en los 150 contagios semanales por cada 100.000 habitantes, casi tan alta como en Alemania. Casi un 8 por ciento de la población ha sido vacunado al menos una vez. El país heleno planea abrirse completamente al turismo a partir del 15 de mayo. Si bien ya se puede viajar a Grecia, hay que dirigirse exclusivamente al lugar de destino.

Holanda
También en Holanda reabre la gastronomía, al menos desde las 12:00 horas hasta las 18:00 horas. Ya no hay toque de queda, y los comercios atienden sin necesidad de tener un turno. En los encuentros privados pueden participar dos visitantes en lugar de uno. Sin embargo, los museos, cines y teatros permanecen cerrados. Las clases primarias, secundarias y universitarias siguen siendo mayormente a distancia, con un solo día de clases presenciales por semana.

El país sigue luchando con un alta incidencia de contagios, de alrededor de 300 en 7 días cada 100.000 habitantes. Cerca de un 30 por ciento de la población ha sido vacunada ya con dos dosis.

Abre tu tienda online


República Checa
La República Checa es otro de los países europeos que se acercan de vuelta a la normalidad. Desde hace meses pueden abrir los comercios y los mercados. Este país fue severamente golpeado por la pandemia y era uno de los puntos álgidos de contagio en Europa. Pero la situación en cuanto a infecciones ha mejorado notablemente y ahora es comparable a la de Alemania, con 150 casos por 100.000 habitantes en siete días. No es considerado ya un país de riesgo, y los visitantes que llegan desde la República Checa a Alemania tampoco deben presentar un test negativo de coronavirus. La obligación de hacer cuarentena, sin embargo, continúa. Más de un 18 por ciento de la población ya fue vacunada con la primera dosis.

Francia
También Francia pone fin este lunes a las restricciones por el coronavirus, que fueron mucho más estrictas que en Alemania. Las personas pueden volver a moverse libremente. Hasta ahora, solo les estaba permitido circular dentro de un radio de 10 kilómetros de su domicilio.

Las escuelas secundarias vuelven a las clases presenciales. Los jardines de infantes y las escuelas primarias ya reabrieron hace algunos días. Dentro de dos semanas también se reabrirían las puertas de restaurantes, cafés y bares. El toque de queda se retrasó ahora de las 19:00 a las 21:00 horas.

Aunque muchos se alegran por la reapertura, para algunos, esta llega demasiado pronto, ya que la incidencia de infecciones con SARS-CoV-2, de unos 300 casos diarios por semana, es alta. El gobierno espera que pronto el aumento de personas vacunadas se haga notar. Según la Universidad Johns Hopkins, un 10 por ciento de la población ha sido vacunada con una dosis.

Los Parrales


Italia
Lentamente, Italia sale del confinamiento. En las regiones donde no hay una incidencia muy alta, los restaurantes y bares puede abrir en el exterior, pero solo hasta las 22:00 horas, por el toque de queda. En esas regiones también reabrieron los museos y los cines, y en El Vaticano se pueden visitar de nuevo los museos. Con mascarilla, naturalmente.

El país planea otras reaperturas para la semana próxima. A partir de junio las personas podrían volver a permanecer en el interior de restaurantes y bares, y también podrían modificarse las normas para los turistas. Hasta ahora, los visitantes debían realizarse un test de COVID-19 antes y después de ingresar a territorio italiano, y hacer una cuarentena de cinco días. Está por verse qué cambia y desde qué fecha.

Con una incidencia de cerca de 135 contagios por semana cada 100.000 habitantes, Italia sigue siendo zona de riesgo. Más del 22 por ciento de la población ha sido vacunada al menos una vez contra el coronavirus, y para muchos aumenta la esperanza de poder pasar unas vacaciones sin preocupaciones allí.

Dinamarca
Luego de varios meses de confinamiento, Dinamarca relaja sus restricciones. Para que no se produzca otra ola de coronavirus, el llamado "Coronapass” entra en vigor.

Hotel Presidente


Este pasaporte de coronavirus certifica que una persona ha sido vacunada, que tuvo COVID-19 y se recuperó, o que puede presentar un test de coronavirus de no más de 72 horas de antigüedad.

Quien pueda mostrar el Coronapass, impreso o en forma de aplicación, puede volver a ir a la peluquería, a museos y a restaurantes. También los estadios deportivos reabren sus puertas a los visitantes. Los cines y teatros los seguirían muy pronto. En los sectores exteriores de bares y restaurantes se puede permanecer sin Coronapass.

Esas normas regirán hasta que casi todos los daneses estén vacunados, lo que sucedería, según el gobierno, a finales de julio. Las cifras de contagio son estables actualmente, con una incidencia de 100, muy por debajo de la de Alemania.

(cp/ers)



Stephanie Höppner

DEUTSCHE WELLE