Moria: indignación y emociones en el debate europeo sobre refugiados

  • DEUTSCHE WELLE -
Moria: indignación y emociones en el debate europeo sobre refugiados
Mientras se debatía en el Europarlamento, las autoridades griegas tratan de llevar a los refugiados al nuevo campamento de Kara Tepe. Eurokinissi/Zuma/picture alliance
¿Debe la UE recibir refugiados, o debe expulsarlos de inmediato? Las exigencias de los europarlamentarios son muy diferentes. La comisionada responsable en la UE promete una “solidaridad vinculante”.
El debate en el Parlamento Europeo acerca del campamento de refugiados de Moria, en Lesbos, destruido por un incendio, fue altamente emocional. Durante su intervención, la diputada verde Terry Reintke sostuvo su teléfono móvil junto al micrófono. A través de él se pudo escuchar al solicitante de asilo Sabi, de Afganistán, una de las víctimas del incendio. En la grabación, Sabi hablaba de una situación "totalmente espantosa” en Lesbos. Les pedía a los eurodiputados: "Vengan aquí con sus familias, traten de dormir en la calle, sin comida, sin agua”. ¿Cómo puede pasar algo así?, preguntaba Sabi. Después de todo, él creía que en Europa se respetaban los derechos humanos.

La eurodiputada Katarina Barley, del Partido Socialdemócrata (SPD), interrumpió la transmisión de la grabación y pidió a la oradora que hablara ella misma, diciendo que no tenía derecho a pasarle a otros la palabra o transmitir sus declaraciones.



"Expulsar a los ilegales”
La respuesta de toda el ala derecha del Parlamento Europeo al aporte de Reintke llegó sin demora. El eurodiputado Ionannis Lagos, del partido griego de extrema derecha "Amanecer Dorado”, afirmó que el incendio del campamento de refugiados de Moria, la semana pasada, fue obra de 500 migrantes ilegales. Y que algunos jóvenes habían violado a mujeres. Hay que terminar de difundir el "cuento” de los "pobres menores de edad”, dijeron. "Hay que expulsarlos y mandarlos de vuelta a casa”, instó Lagos.

Allí fue cuando explotó el eurodiputado verde Malin Jörk, del Partido de los Trabajadores sueco. Acusó a Lagos de estar pronunciando un discurso de odio y pidió una moción de orden. La presidenta del Europarlamento prometió estudiar el caso.

Pero la mayoría de los diputados exigió un cambio verdadero en la política europea de asilo hacia un mayor humanitarismo y más solidaridad. Una minoría se pronunció a favor del cierre inmediato de las fronteras y de la expulsión de personas solicitantes de asilo. En las próximas semanas, la Comisión Europea presentará sus propuestas de reforma. Según el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, de la Unión Social Cristiana (CSU), que también es presidente del consejo de los ministros europeos del Interior, entre las propuestas debería haber también una sobre "centros de asilo” cerrados en las fronteras exteriores de la Unión Europea.

Rechazo a un nuevo campamento como Moria
La comisionada de la UE para la Migración, Ylva Johansson, prometió en el debate parlamentario: "¡No debe haber otros Moria!” Dijo que no se debería aceptar que las personas que solicitan asilo tengan que vivir en esas condiciones. "Necesitamos nuevos centros de acogida de refugiados ordenados y permanentes”, añadió. "Doce Estados de la UE ya habrían prometido ayuda económica a Grecia para mejorar las condiciones de vida de los 12.000 refugiados sin techo en Moria. Ylva Johannson dijo que, entretanto, ya se construyó un nuevo campamento para 5.000 personas, pero que allí se mudaron solo 800. "Todo demora demasiado, también porque la gente tiene miedo de ir al nuevo campamento”, reconoció Johannson.



En el nuevo Pacto Europeo de Migración que Ylva Johannson presentará la semana próxima se pide de todos los Estados miembros del bloque una "solidaridad vinculante”, anunció la comisionada de Migración de la UE. Eso significa que, en contra de las solicitudes del Parlamento, no todos los países de la comunidad europea deben acoger refugiados. Algunos países, como Polonia, Hungría y Austria, podrían demostrar su solidaridad contribuyendo con bienes materiales. Además, en el futuro se le daría más importancia a una rápida deportación de los solicitantes de asilo rechazados. Después de todo, dos tercios de los migrantes que llegan a Europa no son clasificados como "necesitados de protección”.

La comisionada de la UE contradijo el relato del eurodiputado populista de derecha griego sobre que fueron los mismos refugiados los que incendiaron Moria. "Todavía no está claro cómo se produjo el incendio. No quiero especular”, subrayó. Las autoridades griegas, sin embargo, ya presentaron una denuncia contra dos presuntos incendiarios afganos.

"Los griegos tienen una responsabilidad”
La eurodiputada Sophia in't Veld criticó el rol del gobierno griego. "Dónde están los cientos de millones de euros que prometió la UE para el albergue y el trámite de asilo?”, preguntó la diputada liberal holandesa. Si bien los procesos de asilo en Moria son un asunto europeo, también son un problema de Grecia, indicó. En Lesbos, 200 personas ya habrían recibido un aviso positivo de asilo, pero, a pesar de eso, no se les permite abandonar la isla griega. "Eso es prisión arbitraria en un campamento de refugiados”, afirmó In't VEld. Y eso fue declarado improcedente por el Tribunal de Justicia de la UE en mayo de este año.

La comisionada de la UE para la Migración, Ylva Johansson, advirtió al final de la sesión sobre no "dramatizar” el asunto, en vista de las cifras totales de refugiados y del tamaño de la UE. Esas exageraciones conducen a una percepción deformada de la realidad, resaltó, dirigiéndose a los diputados de derecha en el Europarlamento. "Europa no está en crisis, son los migrantes los que están viviendo una crisis”, destacó.



(cp/ers)

Bernd Riegert

DEUTSCHE WELLE