La brecha económica entre las dos Alemanias todavía no está cerrada del todo

  • DEUTSCHE WELLE -
La brecha económica entre las dos Alemanias todavía no está cerrada del todo
Marco Wanderwitz, durante la presentación del informe anual sobre las regiones del este. picture-alliance/dpa/C. Gateau
"Algunas cosas han tomado más tiempo de lo esperado. Pero podemos decir en general: unidad alcanzada", dijo Marco Wanderwitz al presentar el informe anual sobre la cuestión, tres décadas después de la reunificación.
El Gobierno Federal no ve el proceso de unidad interna de Alemania como "completamente" terminado. "Aún queda por hacer", dijo el miércoles en Berlín el comisionado del Este, Marco Wanderwitz. El político de la CDU, sin embargo, obtuvo un saldo en gran parte positivo en el 30 aniversario de la unificación alemana el 3 de octubre. Hay más en común que lo que divide. La antigua Alemania del Este ha compensado en gran parte su atraso económico respecto a la parte occidental, pero sigue confiando menos en las instituciones democráticas, de acuerdo a su informe.

El PIB 'per cápita' de las regiones de la antigua República Federal Alemana (RDA), incluida Berlín, representa actualmente el 79,1% del del resto del país, según este informe anual sobre la unidad alemana presentado este miércoles (16.09.2020) ante el Consejo de ministros, casi 30 años después de la reunificación, que fue el 3 de octubre de 1990. La mejora ha sido espectacular desde 1990, cuando el PIB 'per cápita' de los 'Länders' orientales era solo un 37% del de los occidentales. El poder económico de los (ya no tan) "nuevos" estados federales se ha cuadriplicado en estas tres décadas.



"Algunas cosas han tomado más tiempo de lo esperado. Pero en numerosos sectores, podemos decir en general: unidad alcanzada", se congratuló Wanderwitz, comisionado gubernamental para Nuevas Regiones. La brecha también se ha superado en gran medida en términos de ingresos, el promedio en el este en 2018 fue 88,3% respecto al del oeste, gracias en parte, de acuerdo al informe, a un enorme tejido de pequeñas y medianas empresas (PYMES), algunas especializadas en "tecnologías avanzadas".

No obstante, la brecha sigue siendo notable respecto al oeste, debido sobre todo a una densidad poblacional mucho menor en el este, donde las "zonas rurales" continúan siendo numerosas y las urbanas poco desarrolladas. "Otra razón importante es la 'pequeña talla' de la economía, o sea, la ausencia de sedes y/o grandes empresas" en condiciones de invertir en investigación y desarrollo, destaca este informe.

Otra fosa parcialmente cubierta es la del empleo. La ex RDA tenía una tasa de desempleo de más del 15% en 2005, reducida actualmente a menos del 10%, e inclusive, en algunas zonas, a alrededor del 6%, muy cerca del 4% registrado en otras regiones del sur del país. Este desarrollo en parte se debe a la jubilación de generaciones anteriores, matiza el informe.

En algunos sectores, al este le va mejor que al oeste. Las mujeres de la ex RDA tienen, por ejemplo, mayor acceso al trabajo a tiempo completo que en la parte occidental (74% contra 68%), en particular gracias a sistemas de cuidado infantil más eficaces. Pero, a pesar de estas mejoras, los indicadores en general siguen siendo menos favorables, indica el informe.



La tasa de aprobación del sistema democrático y sus instituciones, que en la ex RFA se ubica en el 91%, en el este alcanza un techo del 78%. Las "actitudes hacia los extranjeros" también muestran "diferencias" entre este y oeste, señala el comisario del gobierno. Los 'Länder' del este, aparte de la capital, Berlín, ofrecen a la extrema derecha sus preferencias más altas en Alemania, con frecuencia por encima del 20%.

lgc (afp/dpa)

DEUTSCHE WELLE