Alcaldes alemanes a favor de acoger refugiados de Moria

  • DEUTSCHE WELLE -
Alcaldes alemanes a favor de acoger refugiados de Moria
picture-alliance/dpa/P. Giannakouris
En Alemania se debate la acogida de refugiados del campamento griego de Moria. Muchas ciudades quieren ayudar y aceptar a los migrantes. Sin embargo, sienten que están siendo frenadas por el gobierno en Berlín.
El debate en Alemania por la admisión de los migrantes del campo de refugiados incendiado de Moria se ha convertido en una feroz disputa entre los partidos. Es posible que Alemania acoja ahora a 1.500 inmigrantes, principalmente familias con niños. Al mismo tiempo, muchas ciudades y municipalidades ya habían expresado su voluntad de acoger a personas de Grecia.

Varios alcaldes habían declarado que estaban bien preparados para afrontar esta situación humanitaria excepcional. Pero el gobierno en Berlín se muestra escéptico y no cree que las ciudades y los distritos puedan ofrecer suficiente alojamiento. La canciller Merkel quiere hablar ahora sobre ese tema con alcaldes de toda Alemania para hacerse una idea.



Esperando la llamada de Berlín
La oficina de la canciller aún no se ha puesto en contacto con él, dice el alcalde de Friburgo, Martin Horn, a DW. "Actualmente no tengo ninguna noticia de la canciller, pero sería bienvenida". Al alcalde le gustaría explicarle a la canciller por qué está a favor de aceptar a los refugiados de Moria en Friburgo. "Para aplacar una catástrofe humanitaria", dice. Martin Horn es uno de los 10 alcaldes que escribieron una carta a la canciller el día después del incendio en el campamento de refugiados.

El alcalde Horn considera que el llamamiento es importante y señala que los 10 municipios no están solos, "sino que representamos una red de más de 170 ciudades y municipios de Alemania con un claro llamamiento". Horn se refiere a la iniciativa "Refugio Seguro". Los 170 municipios miembros han declarado ya desde hace meses su voluntad de acoger a los migrantes.

La alcaldesa de la ciudad de Giessen, en Hesse, con una población de unos 90.000 habitantes, también firmó el llamamiento a la canciller Merkel. Dietlind Grabe-Bolz ha estado en su cargo por más de una década y ha ganado mucha experiencia durante la crisis de los refugiados en 2015.

En entrevista con DW, Grabe-Bolz subraya: "¡Lo decimos en serio! Dijimos que podíamos acoger a 40 niños y jóvenes. Tenemos la estructura de apoyo para eso. Las organizaciones benéficas también están preparadas".



Una iniciativa controvertida
No todos los alemanes piensan así. Según una encuesta del instituto demoscópico Yougov, casi la mitad de los alemanes (47%) están a favor de acoger a los refugiados del campamento de Moria. Por el contrario, el 39% de los encuestados rechazan la admisión.

Después de las imágenes de Moria, muchos estados federados y municipios de Alemania quisieron ayudar rápidamente y acoger a los refugiados de la isla griega de Lesbos. Pero el ministro del Interior, Horst Seehofer, tiene la última palabra. Él es quien tiene que conceder el permiso, y es también el responsable del cumplimiento de la ley de asilo de la UE. Y tales permisos pueden llevar años.

No obstante, la alcaldesa de Giessen considera una señal positiva que posiblemente 1.500 personas especialmente vulnerables podrían ser recibidas pronto: "Al menos ha habido algún movimiento en el asunto. Creo que es una señal positiva. Pero creo que en general podríamos acoger a más refugiados".

(gg/er)



Volker Witting

DEUTSCHE WELLE