Tras incendio en Moria, Alemania resiste presión para actuar

  • DEUTSCHE WELLE -
Tras incendio en Moria, Alemania resiste presión para actuar
Horst Seehofer, ministro alemán del Interior, este viernes (11.9.2020) durante la rueda de prensa tras la tragedia del campamento de refugiados en Lesbos. picture-alliance/dpa/J. Carstensen
A pesar de las presiones, el Gobierno alemán no quiere acoger más refugiados del arrasado campamento de Moria. Unos 400 menores irán a Francia y Alemania, cifra que las voces críticas encuentran "vergonzosamente baja".
Horst Seehofer, ministro alemán del Interior, espera un momento antes de responder la pregunta de un periodista que desea saber si Alemania no puede acoger más de los 150 refugiados menores de edad procedentes del arrasado campamento de Moria, en Lesbos. Tras un breve silencio, Seehofer dice: "Cuando uno ve imágenes del lugar, no puede sino sentir compasión". Y después agrega la frase tantas veces escuchada: "Pero si Alemania actúa sola, no habrá una solución europea". Según Seehofer, Bruselas ya le ha dicho varias veces que la acogida de refugiados es "una cuestión alemana". "Y eso no puede ser".

"Una casa de tres plantas"
Seehofer y el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, han ofrecido este viernes (11.9.2020) por video una conferencia de prensa conjunta. Schinas ya se ha hecho una idea en Lesbos de la difícil situación de los refugiados del campamento que ardió. Desde Atenas, Schinas anunció que será erigido un nuevo centro en el lugar donde quedó arrasado por el fuego el anterior. Estará financiado no solo por Grecia, sino por la Unión Europea. "Moria es una acuciante advertencia para que en Europa por fin suceda algo en política de refugiados", dice Schinas. Y prosigue explicando que, en la cuestión de refugio y asilo, Europa debe erigir "una casa con tres plantas". Una de ellas debe estar hecha en base a acuerdos con los países de origen para que la gente no los abandone. La segunda planta serían los controles más duros, con más personal, en las fronteras exteriores de la UE, y la tercera planta sería la solidaridad efectiva de todos los países miembros de la UE para acoger refugiados. En ese punto, Schinas mira al suelo algo avergonzado, porque, precisamente, es difícil que surja esa solidaridad en Europa. En este momento, hay 10 países de la UE dispuestos a acoger a los 400 menores. En otras palabras: hay 17 que no quieren acoger a nadie. Se trata sobre todo de países del este, como Polonia y Hungría, que están totalmente en contra de recibir refugiados.



Crítica de las ciudades a la política de refugiados
Después de las críticas recibidas en los últimos días por su dura posición, Seehofer se esfuerza en ganar algo de comprensión para su postura. Numerosas ciudades y comunidades de Alemania se han declarado dispuestas a ofrecer protección a muchas más personas procedentes de Moria. Incluso dentro de las filas de su propio partido conservador, la CDU y su rama bávara, la CSU, se ha requerido a Seehofer que ceda en su resistencia a que Alemania actúe sola. En una carta dirigia a la canciller, Angela Merkel, y al propio Seehofer, diez alcaldes alemanes muestran su indignación por el hecho de que "a pesar de las diversas advertencias, la UE no ha logrado evitar esta escalada en Moria". Pero Seehofer es quien debe tomar la decisión sobre cuántos refugiados acoge Alemania, y él ha rechazado la oferta hecha por las ciudades e insiste en que la solución debe ser europea.

"Una cifra vergonzosamente baja"
Seehofer recuerda que, desde 2015, Alemania ha acogido a alrededor de 1,7 millones de personas. Y cede el turno al secretario de Estado, Helmut Teichmann, quuien relata todo lo que Alemania ha hecho para ayudar tras la catástrofe de Moria. Seehofer agrega que si ahora Europa acoge a 400 menores de edad, dos tercios de ellos irán a Alemania y Francia, los países que han tomado la iniciativa.

Franziska Brantner, experta europea del grupo parlamentario Los Verdes, dijo a DW: "400 personas supone una cifra vergonzosamente baja para los dos países más grandes de la UE juntos. No podemos dejar a Grecia sola ante esta catástrofe, y el Gobierno de Alemania, que ahora ocupa la presidencia europea, tiene una responsabilidad especial". Con ella están de acuerdo muchas organizaciones sociales y de ayuda de Alemania. Al final de la rueda de prensa, a Seehofer no se le olvida recalcar que su posición cuenta con el apoyo de la canciller, Angela Merkel, y "en lo sustancial", también del vicecanciller, Olaf Scholz, del partido socialdemócrata SPD.

(ms/cp)



Jens Thurau

DEUTSCHE WELLE