Capitalizaba el horror: nieto de capo de Auschwitz fue condenado por fraude

  • DEUTSCHE WELLE -
Capitalizaba el horror: nieto de capo de Auschwitz fue condenado por fraude
Rainer Höß, nieto del comandante del campo de concentración Auschwitz-Birkenau. picture-alliance/dpa/L. Müller-Bohlen
Rainer Höß habría buscado sacar rédito financiero del hecho de ser nieto de una de las figuras nazis más tenebrosas.
Hasta hace unos 10 años, Rainer Höß, de 55 años, vivía como un simple cocinero en Baden-Württemberg. Nadie se hubiera interesado por él, si no fuera porque es nieto de una de las figuras más monstruosas de la dictadura nazi: su abuelo Rudolf Höß levantó el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau y fue su comandante durante más de tres años, desde mayo de 1940 hasta noviembre de 1943.

Más de un millón de personas, principalmente judíos, fueron asesinadas allí hasta 1945, un crimen de dimensiones industriales. Como criminal de guerra, Rudolf Höß fue condenado a muerte en 1947 y colgado en el sitio del antiguo campo de concentración. Nunca mostró remordimiento por sus actos. Auschwitz es un lugar que sigue arrastrando su horrenda historia.



Varios hijos y nietos de importantes figuras del régimen nazi se han enfrentado a su historia familiar. El periodista y autor Niklas Frank, por ejemplo, contó sin piedad las atrocidades cometidas por su padre, Hans Frank, quien como "Gobernador General" en la Polonia ocupada por Alemania estuvo involucrado en numerosos crímenes de guerra.

Recriminador del Holocausto: ¿solo fachada?

Rainer Höß solo descubre el papel que su abuelo jugó cuando era ya un joven. Y se convirtió más tarde en una especie de predicador público, exponiéndole a jóvenes las lecciones que había dejado la dictadura del nacionalsocialismo; visitando Auschwitz con grupos de escolares y mostrándoles la "Villa Höß", donde su abuelo vivió con su familia como comandante del campo.

El periodista Eldad Beck, del diario israelí "Israel Hayom", viajó con él al Monumento en Memoria de las Víctimas de Auschwitz en 2010. A más tardar, ese reportaje hizo famoso a Rainer Höß. Aparece en programas de entrevistas. Canales de televisión alemanes y extranjeros lo cortejaban. La sobreviviente del Holocausto Eva Mozes Kor simbólicamente "adopta", por último, a este nieto del asesino en masa del campo de concentración.



También Deutsche Welle (DW) emitió un documental sobre Rainer Höß para conmemorar el Día de Auschwitz, el 27 de enero de 2020. A la edad de 15 años se dio cuenta de lo que había pasado en ese entonces, dice en dicho reportaje. La familia habría contado que su abuelo había sido "director de una prisión”. El pasado había sido "glorificado" en la familia. Y Rainer Höß también dice por qué se dirigió al público: "Porque vi cómo la ultraderecha estaba ganando cada vez más terreno en el mundo y que la gente está empezando a ignorarlo de nuevo. Según él, lo hizo en solidaridad con las víctimas de su abuelo. Höß incluso tenía tatuada una estrella de David en su pecho.

Negocio con fotos familiares de Auschwitz

Pero en el periódico "Bild am Sonntag" del 2 de agosto de este año, Eldad Beck también da la perturbadora razón por la que Höß le llamó la atención: no quiso ceder - sino vender - una caja con fotos familiares de su abuelo en Auschwitz al monumento conmemorativo del Holocausto Yad Vashem en Jerusalén. Familiares del mismo Beck fueron víctimas del Holocausto. Beck buscó entonces a Höß para saber más sobre sus razones para querer convertir la herencia del asesino en masa en dinero.

Ahora, no sólo Eldad Beck lo acusa de explotar sin escrúpulos la historia de su brutal antepasado. "Gelsenzentrum", un portal de historia urbana y contemporánea de la ciudad de Gelsenkirchen, por ejemplo, acusa a Rainer Höß de "capitalizar el sufrimiento de millones de personas asesinadas en el Holocausto".



Condenado por fraude

Hasta el 24 de junio de este año, la comercialización de la condición de nieto de Rainer Höß era considerada moralmente cuestionable. Pero a más tardar en ese día, queda claro que en algunos casos también es relevante desde el punto de vista penal. El Tribunal del distrito de Leonberg en Baden-Wuerttemberg lo condenó "a ocho meses de prisión por fraude", como confirmó la jueza Jasmin Steinhart a DW. La sentencia fue conmutada por libertad condicional. Además de la sentencia suspendida de 80 horas de servicio comunitario, se ordenó "la confiscación de 17.000 euros". En el trascurso de ese jucio, trascendió que Rainer Höß "ya había sido condenado y sentenciado varias veces", dijo Steinhart.

El fallo más reciente se refiere a un proyecto cinematográfico: Rainer Höß había "tomado prestados" los 17.000 euros que ahora se le confiscan para una película sobre el Holocausto que supuestamente produjo él mismo. El préstamo lo logró mintiendo. Convenció a un empresario de que él tenía una fortuna de millones, pero que estaba invertida en tierras en Estados Unidos. Y necesitaba efectivo. En realidad, Höß estaba muy endeudado.

¿Demandará a medios de comunicación?



Rainer Höß ha aceptado aparentemente el veredicto. "No se ha presentado una apelación", según una declaración a DW del Tribunal de Leonberg. La situación es diferente con los informes de los medios de comunicación en el "Bild" y el "Gelsenzentrum". Preguntado por DW sobre su reacción, Rainer Höß respondió en un correo electrónico: "Después de consultar con mis abogados, no haremos una declaración por el momento. Puedo decirle que estamos preparando una demanda en este asunto”.

¿Pero cómo ve el veredicto del tribunal del distrito de Leonberg? ¿Ve dañada su reputación, cambiará algo en sus apariciones públicas? Preguntas de DW a las que Rainer Höß no responde aún.

(jov/er)

Christoph Hasselbach



DEUTSCHE WELLE