Empresario ecuatoriano afirma que le exigieron un millón de dólares para pago de obras

  • AGENCIA SPUTNIK -
Empresario ecuatoriano afirma que le exigieron un millón de dólares para pago de obras
© Foto : Pixabay / QuinceMedia
Uno de los acusados en un caso de sobornos que involucra al expresidente Rafael Correa (2007-2017) dijo que en 2013 le exigieron un millón de dólares para hacerse cargo de una obra para la que su empresa había sido seleccionada.

"Llegó un mensaje de la cúpula del Gobierno (…) Se exigía un millón de dólares", dijo durante su testimonio Pedro Verduga, dueño de la constructora Equitesa.



Según el testimonio de Verduga, el millón se le exigió para que pueda acceder al pago de los trabajos del contrato del proyecto Multipropósito Chone.

El mensaje se habría recibido a través del entonces secretario del Agua, Walter Solís, quien le habría dicho que la disposición venía del vicepresidente Jorge Glas; de la ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte; del secretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado, y del secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, procesados por supuesto cohecho en el caso.

Verduga dijo que nunca entregó dinero en efectivo, que se hacía los pagos a través de las planillas que se cancelaban, y que no se completó el pago del millón de dólares.

"Se pagaba fecha por fecha, tiempo por tiempo, a través de las planillas (facturas) que se emitían", sostuvo Verduga.



Otro caso en el que se le habría solicitado dinero fue por planillas pendientes de cobro por trabajos realizados en la provincia de Manabí (oeste).
Según el empresario, Pamela Martínez, en ese entonces asesora de la Presidencia, le habría solicitado una contribución previa para el pago.

"Estaba entre la espada y la pared", dijo Verduga.

Según la Fiscalía de la Nación, Duarte y Solís gestionaron el presunto pago de sobornos a través del cruce de facturas por alrededor de 895.000 dólares, entre 2013 y 2014, y entregas de efectivo por 130.000 dólares.

Las investigaciones de la Fiscalía determinaron que, entre el 16 de julio de 2012 y el 18 de noviembre de 2013, Equitesa recibió la adjudicación de 17 contratos con el Ministerio de Obras Públicas.



El miércoles, luego de rendir su testimonio, Verduga solicitó acogerse al derecho al silencio y no contestó las preguntas de la Fiscalía.

Mientras tanto, el empresario Teodoro Calle, de la empresa Técnica General de Construcciones (TGC), dijo que siete de los nueve contratos relacionados con el caso le fueron otorgados mediante convenios de pago y contratos complementarios.

Según la Fiscalía, eso confirma su teoría de que se usaron figuras no regulares para la adjudicación de obras.

La Fiscalía sostiene que la ministra Duarte gestionó con TGC el pago de 266.261 dólares de presuntos sobornos para el período del 3 de enero de 2014 al 11 de febrero de 2014, y entregas en efectivo por 30.000 dólares.



De acuerdo con la Fiscalía, entre el 2 de marzo de 2012 y el 20 diciembre de 2013 la empresa recibió la adjudicación de 14 contratos con el Ministerio de Obras Públicas.

Calle también solicitó acogerse al derecho al silencio.

Dentro del caso, la Fiscalía y la Procuraduría de Ecuador acusan a Correa y a su exvicepresidente, Jorge Glas (actualmente en prisión por corrupción ligada a la compañía Odebrecht), de liderar, desde el Ejecutivo, un sistema de corrupción institucionalizado y una red conformada por altos exfuncionarios de su gobierno y varios empresarios que entregaron dinero al partido oficialista Alianza País a cambio de contratos de obras públicas.

Los presuntos aportes ilegales sumarían 7,8 millones de dólares.



Correa y sus exfuncionarios niegan las acusaciones y dicen que son perseguidos políticos.

En el caso son juzgados por cohecho 21 personas, incluido Correa, varios de sus altos funcionarios y empresarios privados.
AGENCIA SPUTNIK