China le declara la guerra a las bolsas y pajitas de plástico no biodegradables

  • RT EN ESPAÑOL -
China le declara la guerra a las bolsas y pajitas de plástico no biodegradables
Imagen ilustrativa. Mladen Antonov / AFP
Su producción y consumo se reducirán gradualmente o se prohibirán por completo a partir de este año en la costa y en las principales ciudades del gigante asiático.

Las autoridades chinas prohibirán las bolsas de plástico que no sean biodegradables, así como las pajitas y otros utensilios de un solo uso en restaurantes y hoteles de las ciudades grandes y las "comunidades costeras bien desarrolladas", en un intento de reducir los volúmenes de basura.



La prohibición entrará en vigor gradualmente para que los establecimientos de alta categoría dejen de ofrecer a sus clientes esta clase de productos para finales de 2022, y se estima que la medida se extenderá al resto de alojamientos y empresas de alimentación en 2025. Para ese año, las autoridades planean controlar de manera eficaz la contaminación plástica, reducir la cantidad de desechos en los vertederos y establecer un sistema de gestión.

Las pajitas de un solo uso dejarán de ser utilizadas en la industria de alimentos y bebidas para finales de este año, según informó AFP el lunes. Asimismo, será suprimida la producción y venta de poliestireno desechable. El objetivo final es reducir al menos un 30 % en cinco años el consumo del plástico desechable en la industria alimentaria para llevar.

El plan fue elaborado por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma y el Ministerio de Ecología y Medioambiente de China, que lo hicieron público el domingo pasado. Engloba todos los aspectos de la producción, uso y reciclaje de productos plásticos y allana el camino hacia un "mecanismo a largo plazo para controlar la contaminación plástica".

El documento no pasa por alto siquiera el uso de envases de plástico en los servicios postales, uno de los sectores donde más se nota el abuso de los envoltorios. Y cuando habla de priorizar las ciudades grandes, se refiere a "las zonas urbanas por encima del nivel de prefectura".



China produjo 210 millones de toneladas de basura en 2017, según publicó el Banco Mundial, cuyos expertos estimaron también que esa cifra podría elevarse a 500 millones de toneladas anuales para 2030. El país es uno de los mayores productores y usuarios de plástico del mundo.

RT EN ESPAÑOL