Desmantelan en España un grupo criminal que estafó 730.000 euros a bancos

  • AGENCIA SPUTNIK -
Desmantelan en España un grupo criminal que estafó 730.000 euros a bancos
© REUTERS / Sergio Perez
Agentes de los Mossos d'Esquadra, la Policía autonómica catalana, desmantelaron un grupo criminal que estafó más de 730.000 euros a entidades bancarias en España mediante una trama de sociedades fraudulentas.

La operación, que tuvo lugar el 7 de noviembre, se saldó con cinco detenidos por vinculación a esta red criminal, que llevó a cabo más de una veintena de hechos delictivos, así como 36 personas investigadas por su integración al entramado.



Las pesquisas policiales comenzaron a finales de 2018 tras recibir varias denuncias por parte de entidades bancarias que sospechaban que alguien estaba utilizando sus cuentas de forma fraudulenta.

Uno de los métodos de estafa que utilizaba la organización era la apertura de cuentas bancarias a nombre de empresas, que estaban controladas por este grupo, que tras simular actividad comercial procedían a un giro fraudulento de recibos.
También se constituían como empresas proveedoras de material para la construcción con el fin de obtener líneas de crédito bancario para poder realizar su falsa actividad empresarial.

El material que adquirían para las falsas obras lo vendían en el mercado negro y dejaban el crédito sin pagar.

Asimismo, a través de las cuentas bancarias compraban teléfonos móviles de alta gama por un sistema de cuotas, pero los vendían a menor precio tras adquirirlos y dejaban esas cuotas sin pagar.



Se trata de una organización que contaba con "profundos conocimientos sobre el funcionamiento de las entidades bancarias", destacó la Policía catalana, y cuyo cabecilla estuvo precisamente vinculado profesionalmente al mundo bancario.

Entre los cinco arrestados figura este jefe, su hombre de confianza y otra persona que se encargaba de captar a testaferros para abrir las cuentas.

Durante la operación, los agentes entraron en seis domicilios y dos sedes de empresas situados en distintas zonas de Cataluña, y además de las detenciones procedieron a incautar documentos, aparatos electrónicos, dinero en efectivo por valor de más de 100.000 euros, armas de fuego, vehículos, y material bancario como cheques, pagarés y talonarios.

De los cinco detenidos, cuatro se encuentran en prisión y uno quedó en libertad con cargos, mientras que el resto de personas vinculadas a la trama, en total 36, deberán declarar ante el juez.



La investigación continúa abierta a partir del material incautado, y los Mossos no descartan la detección de más estafas vinculadas a esta organización.

AGENCIA SPUTNIK