Matrimonio infantil en Alemania: un desafío para las autoridades

  • DEUTSCHE WELLE -
Matrimonio infantil en Alemania: un desafío para las autoridades
Hace dos años, entró en vigor la Ley de Lucha Contra el Matrimonio Infantil, la cual debe evitar que los menores se casen. En la práctica, funciona solo de forma limitada, según una organización de derechos femeninos.
La intención era buena cuando la Ley de Lucha Contra el Matrimonio Infantil entró en vigor hace dos años. Proteger a las personas menores de 18 años de ser obligadas a contraer matrimonio parecía factible. La nueva ley establece que la edad mínima para contraer matrimonio en Alemania es 18 años, sin excepciones. También establece que los matrimonios celebrados en el país antes de la entrada en vigor de la ley o en el extranjero deben ser revocados por un juez si alguno de los contrayentes tenía 16 o 17 años cuando tuvo lugar la boda. Si alguno era menor de 16, sin necesidad de resolución judicial, el matrimonio no tiene validez en ningún caso.

Pero el efecto real de la ley es limitado, según un estudio de la organización Terre des Femmes (Derechos Humanos para las Mujeres), que indica que al menos 813 matrimonios con menores han sido denunciados en todo el país desde que la ley entró en vigor, pero solo 10 de ellos han sido anulados.



Muchos casos no son denunciados

Crear las estadísticas ha sido muy difícil, explica Monika Michell, encargada de la sección "Violencia en Nombre del Honor" de Terre des Femmes, porque en algunos estados federales no existe una autoridad centralizada encargada del tema. En cambio, las responsabilidades se distribuyen en varias ciudades o distritos. Y dentro de estas ciudades o distritos resulta extremadamente difícil identificar las oficinas responsables. "Por eso no pudimos hacer un recuento completo" dice. Michell sospecha que es probable que la cifras reales sean significativamente más altas que la de los casos conocidos. "Suponemos que en Alemania, básicamente, todos los fines de semana tienen lugar matrimonios con menores", advierte.

Las cifras muestran una implementación de la ley muy dispar entre los distintos estados federados. En algunos, una única autoridad puede anular los matrimonios con menores. En otros existen varias agencias al mismo tiempo. Las responsabilidades no están claras. En Berlín, por ejemplo, solo se conocen 3 casos de menores casados, en Baviera, sin embargo, 367 casos.

Los casos también son muy difíciles de investigar, debido a la propia pasividad de los afectados, explica Michell. "Ellas mismas a menudo no sienten que su matrimonio sea una imposición, porque no lo conciben de otra manera posible. Muchas han crecido con ese fenómeno o han considerado inicialmente el matrimonio como una protección frente a determinadas situaciones", explica. El matrimonio infantil a menudo tiene serias consecuencias. "La probabilidad de un embarazo adolescente es mayor. Las afectadas corren mayor riesgo de abandono escolar y de, por lo tanto, perder perspectivas a largo plazo ".



Las cifras a nivel mundial

Mientras tanto, el número de niñas en matrimonios infantiles está disminuyendo en todo el mundo. La proporción de mujeres que se casaron antes de cumplir 18 años cayó en la última década del 25 al 21 por ciento, según un estudio publicado el viernes por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). De forma global, hay alrededor de 765 millones de cónyuges menores de edad. De ellos, alrededor de 650 millones son niñas. Asimismo, cerca de 115 millones de los hombres de 20 a 24 años de hoy eran menores de edad en su boda. Más de una quinta parte se casó a la edad de 15 años o menos.

"Un matrimonio precoz significa el final repentino de la infancia y una violación de los derechos del niño", alerta la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore. Los maridos menores de edad se ven obligados a asumir el papel de adultos responsables. Un matrimonio temprano a menudo significa también una paternidad temprana. Esto a su vez crea una presión aún mayor para mantener a la familia.

El número de niñas es alarmante. Según Unicef, cerca de 12 millones de mujeres menores de edad se casan cada año. Para 2030, alrededor de 150 millones de niñas más podrían con casarse sin alcanzar todavía la edad adulta.



Sugerencias para una mejor implementación

En Alemania, la ley sienta una buena base para tomar medidas contra los matrimonios infantiles, dice Michell, de Terres des Femmes. Pero ahora es necesario crear transparencia: cada estado debe tener una sola autoridad competente. "Y los casos también deben ser reportados a ellos. Esta es la única forma de evitar que se invierta tiempo innecesariamente hasta que intervengan las autoridades, porque a menudo las personas afectadas se convierten en adultos durante este tiempo, y luego la responsabilidad de actuar recae sobre ellas". Sin embargo, solo una minoría de los afectados se atreverán a hacerlo.

Esta es también una de las razones por las que hasta ahora solo se han resuelto diez matrimonios infantiles, dice Michell. Otra razón es el derecho a la libertad de movimiento dentro de la UE. A menudo, los derechos de la mujeres dependen de su condición de esposas, explica. "Entonces, si el marido tiene un trabajo en Alemania, tiene derecho a la libre circulación. Si se anula el matrimonio, la esposa puede perder su derecho a quedarse, ya que generalmente no gana dinero ni trabaja todavía", precisa.

En este caso podría aplicarse una excepción a la Ley de Lucha Contra el Matrimonio Infantil, según la cual un matrimonio no debe ser abolido cuando esto supondría desventajas significativas para el cónyuge menor. En muchos casos, dice Michell, se tienen en cuenta estas dificultades extremas, por lo que el matrimonio se mantiene.



DEUTSCHE WELLE