Arabia Saudita planea suavizar las leyes de tutela masculina que restringen el derecho a viajar de las mujeres

  • RT EN ESPAÑOL -
 Arabia Saudita planea suavizar las leyes de tutela masculina que restringen el derecho a viajar de las mujeres
El aeropuerto internacional de Dammam, Arabia Saudita. Hamad I Mohammed / Reuters
El cambio normativo también afectaría a los hombres, que actualmente necesitan permiso de la familia para salir del país hasta que alcanzan los 21 años de edad.

Arabia Saudita planea suavizar sus estrictas leyes de tutela masculina y permitir a las mujeres salir del país sin necesitar del permiso de un pariente masculino. Las restricciones de viaje para las mujeres mayores de edad serán levantadas este año, según reporta Wall Street Journal, citando a funcionarios saudíes conocedores del asunto.



El cambio normativo afectarán asimismo a los hombres, que también podrán viajar a partir de los 18 años sin recibir el consentimiento de los tutores masculinos designados por la familia. Hasta el momento pueden hacerlo con libertad solamente tras cumplir los 21.

Las mujeres sauditas todavía necesitan el permiso de un pariente varón para casarse, divorciarse, obtener el pasaporte o encontrar trabajo. Además, el estricto sistema que impera en el reino impide que reciban ayuda en casos de violencia doméstica y sexual o ganen litigios por la custodia infantil.

Las leyes de tutela masculina han sido revisadas este año después de que varias jóvenes huyeran del país en busca de asilo. Uno de los casos más sonados tuvo lugar en enero de este año, cuando Rahaf Mohammed Mutlaq al Qunun huyó de su familia y quiso llegar a Australia, pero fue retenida por las autoridades sauditas en el aeropuerto de Bangkok (Tailandia) mientras hacía el tránsito entre aviones. La joven consiguió finalmente recibir asilo en Canadá.

Un mes más tarde, dos hermanas saudíes intentaron escapar de la estricta enseñanza islámica y de los abusos físicos de los que eran víctimas en su país y quisieron también ir a Australia, pero acabaron interceptadas en Hong Kong por representantes del consulado saudita en la ciudad china. Tras pasar allí más de seis meses, al final pudieron viajar a un tercer país cuyo nombre no fue revelado.
RT EN ESPAÑOL