Barco con migrantes desafía prohibición de entrar en aguas italianas

  • DEUTSCHE WELLE -
Barco con migrantes desafía prohibición de entrar en aguas italianas
El barco de la ONG Sea Watch con 42 migrantes comunicó que ha entrado en aguas territoriales italianas por motivos "de emergencia", con lo que rompe la prohibición del Ministerio del Interior del país.

En un comunicado, la ONG alemana Sea Watch explicó que ante la situación "más desesperada que nunca" de los migrantes, que llevan 13 días en el barco, la capitán se vio obligada a entrar en las aguas territoriales italianas bajo la ley de emergencia.



"Ninguna institución europea está dispuesta a asumir la responsabilidad y defender la dignidad humana en la frontera de Europa en el Mediterráneo. Es por ello que tenemos que asumir la responsabilidad nosotros mismos. Entramos en aguas italianas ya que no nos quedan otras opciones para garantizar la seguridad de nuestros huéspedes cuyos derechos básicos han sido violados durante el tiempo suficiente", explicó el presidente de Sea Watch.

La ONG también calificó de "fallo político", la decisión de este martes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que no impuso a Italia la obligación de dar un puerto al barco.

"Tenemos personas a bordo que han pasado por horrores en Libia, que han sido fuertemente torturadas, pero incluso si este no fuera el caso, cualquier persona rescatada en el mar, por ley, debe ser llevada a un lugar seguro. Estas son personas con necesidades básicas y derechos básicos. Una operación de rescate no se termina hasta que cada persona rescatada tenga ambos pies en el suelo" agregó por su parte Haidi Sadik, mediador cultural en el Sea Watch.

Amenaza de sanciones



La capitana del barco, la alemana Carola Rackete, de 31 años, ya había adelantado que violaría la prohibición impuesta en el decreto aprobado recientemente en el país. "Entraré en aguas italianas y los llevaré a un puerto seguro de Lampedusa (...) No tengo otra opción", dijo.

Su decisión podría acarrear multas de hasta 50.000 euros, pero además la incautación del barco y consecuencias penales.

Por ello, Sea Watch invitó hoy a realizar donaciones para el fondo de asistencia legal de la ONG alemana para "ayudar a Carola a defender los derechos humanos" ya que si la capitana "lleva los migrantes salvados a un puerto seguro, como prevé la ley del mar, afrontará penas severas en Italia".

La embarcación socorrió el 12 de junio a 53 personas (9 mujeres, 39 hombres, 2 niños pequeños y 3 menores no acompañados), y tres días después la Guardia Costera italiana realizó una inspección sanitaria a bordo y decidió la evacuación de diez personas por motivos médicos y el pasado sábado otra más fue llevada a tierra.
DEUTSCHE WELLE