Líder hongkonesa se disculpa pero no retira el proyecto de ley extradición

  • DEUTSCHE WELLE -
Líder hongkonesa se disculpa pero no retira el proyecto de ley extradición
Más de un millón de personas protestaron por la controvertida ley y exigieron la renuncia de Carrie Lam.

La jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, pidió este martes (18.06.2019) disculpas a sus ciudadanos pero no retiró el polémico proyecto de ley de extradición que ha provocado multitudinarias protestas en los últimos días.



"Ofrezco mis más sinceras disculpas a la gente de Hong Kong. Asumo mi gran parte de responsabilidad en el conflicto que se ha creado", indicó la líder, quien ya había pedido perdón el domingo a través de un comunicado tras una marcha en la que participaron más de un millón de personas en protesta por la suspensión temporal del proyecto y exigiendo su retirada y la renuncia de Lam.

"La gente ha expresado de manera pacífica lo que quiere, y lo he escuchado alto y claro. Les he escuchado muy atentamente y me han hecho ver que tengo mucho que hacer, especialmente escuchar más", explicó Lam en una esperada rueda de prensa.

No obstante, los manifestantes reclamaban el fin definitivo del proceso legislativo, mientras que parece que la postura oficial es la de aparcar el proyecto hasta que se calmen las aguas. "Ha creado muchos conflictos. Lo abriremos a otras opiniones, y hasta que no veamos que no suscita más problemas, no lo retomaremos", dijo.

Para tratar de apaciguar los ánimos en la excolonia británica, Lam reiteró que "el trabajo con la ley ha cesado", y que "no hay ningún plan para sacarla adelante". O, como mínimo, no al menos hasta el año que viene: "En julio de 2020 concluirá mi mandato y habrá elecciones. Es muy improbable que la ley pueda aprobarse antes de esa fecha".



Con respecto a las exigencias de que dimita, la política pidió a los ciudadanos de Hong Kong que le den "otra oportunidad" para que su Gobierno pueda "reconstruir la confianza".

El proyecto de ley se ha encontrado con la oposición de diversos sectores de la sociedad al considerar que Hong Kong perdería su independencia judicial y que, según organizaciones pro derechos humanos, permitiría que activistas, trabajadores de ONG o periodistas fueran entregados a un sistema judicial, el chino, que no ofrece garantías.
DEUTSCHE WELLE

Síguenos en Facebook