Estados Unidos espera señales de Corea del Norte sobre un posible diálogo
Washington - El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, está atento a posibles señales de Corea del Norte sobre la posibilidad de iniciar un diálogo, que comenzaría siendo bilateral pero en el que China asumiría un papel más adelante.

"Mi trabajo como jefe de la diplomacia es asegurarme de que los norcoreanos sepan que mantenemos abiertos nuestros canales. Estoy escuchando", dijo Tillerson en una entrevista emitida la noche del domingo por la cadena CBS, y de la que el Departamento de Estado proporcionó hoy una transcripción.



"No estoy mandando muchos mensajes de respuesta porque de momento no hay nada que decirles, así que estoy escuchando para que usted (Corea del Norte) me diga que está preparado para hablar", agregó.

Cuestionado sobre cómo sabrá si Corea del Norte está dispuesto a entablar negociaciones, Tillerson respondió: "Me lo dirán".

"Recibimos mensajes suyos. Y creo que será muy explícita, la forma en la que querremos tener esa primera conversación", opinó.

Tillerson precisó que "al principio, las conversaciones podrían ser bilaterales" entre Estados Unidos y Corea del Norte, pero aseguró que ha dejado "muy claro" a China que "tendrá un papel importante una vez que se llegue a la mesa negociadora".



Ante la pregunta de por qué considera que Corea del Norte se avendrá a aceptar la condición estadounidense de avanzar hacia una "desnuclearización completa", Tillerson replicó: "Porque eso no les aporta nada".

"Solo les aporta seguir siendo el reino ermitaño, aislado diplomática y económicamente del mundo", opinó.

El jefe de la diplomacia estadounidense también abordó su relación con el presidente ruso, Vladímir Putin, a quien conocía bien antes de llegar en 2017 al Departamento de Estado, debido a los negocios que hizo con Rusia cuando era jefe de la petrolera ExxonMobil.

"Mi relación con el presidente Putin ya dura 18 años. Siempre se centró en lo que yo podía hacer para tener éxito en nombre de mis accionistas, y cómo podía tener éxito Rusia", explicó Tillerson.



No obstante, reconoció que como secretario de Estado, su relación con Rusia es "diferente", y que cuando se encontró por primera vez con Putin tras asumir ese cargo, le dijo: "Señor presidente, (soy) el mismo hombre, con un sombrero diferente".

Tillerson contradijo a los legisladores que se quejan de que el Gobierno de Donald Trump no ha implementado las sanciones a Rusia que el Congreso aprobó el año pasado por la supuesta interferencia del kremlin en las elecciones de 2016.

"Lo hemos hecho y lo estamos haciendo. Hemos dado pasos que ya han prevenido varias ventas militares a Rusia como resultado de la legislación, y estamos evaluando a más individuos para imponerles posibles sanciones", garantizó.

Síguenos en Facebook

Últimas noticias