Manila - Filipinas suspendió hoy a la empresa estadounidense Research Now SSI, propietaria del centro de atención al cliente donde el pasado diciembre murieron 38 personas en el incendio de un centro comercial del sur del país, presuntamente por incumplir las medidas de seguridad.

La Autoridad de la Zona Económica de Filipinas (PEZA, por sus siglas en inglés) anunció en un comunicado la suspensión "con efecto inmediato" de la compañía de EEUU y la filipina New City Commercial Center (NCCC), dueña del centro comercial en la ciudad de Davao -en la isla meridional de Mindanao- donde ocurrió el suceso.



Tras una investigación, la agencia estatal concluyó que la empresa estadounidense no presentó los registros más recientes de mantenimiento, prevención e inspecciones y tampoco llevaba a cabo simulacros de incendios dos veces al año como marca la ley.

Por su parte, el centro comercial registró a la empresa de atención al cliente en 2008, cinco años más tarde de su apertura, y según la PEZA también incumplió en los últimos años y en varias ocasiones diversos reglamentos sobre seguridad y prevención.

El fuego se declaró el 23 de diciembre en la tercera planta del centro comercial, en la que se vendían telas y mobiliario de madera y plástico, y rápidamente se expandió al centro de atención al cliente de la cuarta planta, donde no hubo un solo superviviente de los 37 empleados que trabajaban allí en ese momento.

El otro fallecido era un empleado del centro comercial que, según testimonios, trató de ayudar a otras personas a salir del lugar.

Síguenos en Facebook

Últimas noticias