¿Por qué es tan especial la arepa de huevo para Gabriel García Márquez?

  • AGENCIA SPUTNIK -
¿Por qué es tan especial la arepa de huevo para Gabriel García Márquez?
© Foto : Pixabay/ canliga
El escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez era un verdadero apasionado por la gastronomía. Repasando sus entrevistas, es posible reconstruir el amor que le tenía a la arepa de huevo y su especial gusto por entender su origen, entre los departamentos de Bolívar, Atlántico y Magdalena.

No hay dudas de que la gastronomía tenía un lugar destacado en la literatura del escritorio colombiano y Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. En sus historias es posible encontrar muchas referencias a diferentes comidas, muchas de ellas típicas de zonas de Colombia.

Publicita en Páginas Amarillas


Uno claro ejemplo son las arepas de huevo, un platillo típico de la zona del Caribe colombiano que se obtiene al freír la masa de maíz, verter un huevo crudo en el interior y continuar friendo.
Los estudiosos de García Márquez no dudan de que la arepa de huevo era un plato del gusto del escritor. En una entrevista con la revista Coralibe en 1981, el novelista confesaba que una vez llegó a solicitar a la azafata de un avión que, tras hacer escala en Barranquilla, le comprara unas arepas de huevo en un pequeño puesto ubicado frente al aeropuerto. "Mija, si toda la vida me la pasé allí comiendo arepas de huevo", contó Gabo que le respondió a la funcionaria cuando le preguntó cómo conocía los manjares que se comercializaban allí.

En efecto, repasar frases y entrevistas con García Márquez sirve para comprender el amor que el escritor profesaba por la comida típica del Caribe colombiano y de la ciudad de Cartagena de Indias, a pesar de haber nacido en Aracataca, en el departamento de Magdalena. Dentro de su amor por la comida caribeña, la arepa de huevo se llevaba un lugar importante.

"El Che Guevara decía que la nostalgia empieza por la comida, y la verdad es que a mí siempre me empieza la nostalgia por el sancocho, por la carimañola, por el bocachico, por la arepa de huevo… la arepa de huevo es algo absolutamente fantástico. ¡A quién se le ha ocurrido en otra parte del mundo tener un huevo dentro de una empanada! Eso es absolutamente fantástico", afirmó durante una entrevista a Informe Cultural recogida por el Centro Gabo.

Pero García Márquez no se quedaba solo en el gusto. También le gustaba comprender el origen de las tradiciones gastronómicas. Así, era capaz de dar lecciones sobre el origen de su manjar favorito y diferenciando las variedades típicas de los departamentos de Bolívar y de Atlántico, el norte colombiano.

Abre tu tienda online


"La arepa de huevo es de Bolívar. O, mejor: el origen de la arepa de huevo es en Luruaco, que es exactamente el límite geográfico entre Bolívar y Atlántico. Lo que pasa es que la arepa de huevo del Atlántico no tiene picadillo de carne. Esa es una influencia completamente nueva llegada de Bolívar", afirmaba.

Como nacido en Aracataca, el escritor se lamentaba de que el departamento de Magdalena no se especializara en las arepas de huevo. "En Magdalena no existía la arepa de huevo. En el Magdalena, sobre todo en la región que hoy es La Guajira, existía lo que se llamaba la arepuela, que es la arepa frita con anís en grano y el hoyito ese por donde le meten la varilla para sacarla del caldero", explicaba.

¿Cómo preparar una arepa de huevo?

Para preparar arepas de huevo es necesario contar con los siguientes ingredientes:

Los Parrales


450 gramos de harina de maíz o maíz pilado
1 botella de aceite de girasol
Una cucharadita de sal
Media cucharadita de azúcar
10 huevos
Agua

Colocar la harina en un tazón junto con la sal y el azúcar. Luego agregar poco a poco el agua hasta que se forme una masa muy blanda. Cuando la masa esté lista se hacen las arepas de aproximadamente de 5 centímetros y 1/2 cm de grueso.

Aparte, se pone a calentar en un caldero suficiente aceite vegetal, cuando hierva se ponen una a una las arepas bañándolas con el aceite. Estas deberán subir a la superficie y esponjarse, se dejan 3 minutos y se retiran del fuego. Con mucho cuidado se hace una abertura lateral de 3 cm para introducir el huevo entero crudo, se presiona un poco con los dedos y se echa de nuevo al aceite no tan caliente para que se cocine el huevo.
AGENCIA SPUTNIK