Seguridad obsesiva, estrés postraumático y túneles secretos: ¿Cómo es el entorno de Zuckerberg?

  • RT EN ESPAÑOL -
Seguridad obsesiva, estrés postraumático y túneles secretos: ¿Cómo es el entorno de Zuckerberg?
El director ejecutivo y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, en el Palacio del Elíseo, París, el 23 de mayo de 2018. Charles Platiau / Reuters
El fundador y director ejecutivo de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, es una de las personas más influyentes del planeta. Desde que en 2007 apareciera por primera vez en la revista Forbes, Zuckerberg, ya no ha abandonado la lista de las personas más ricas y exitosas del mundo, ni ha dejado de estar en el foco de la atención de la opinión pública.

El CEO de Facebook se encuentra de nuevo en el centro de una nueva ola de rumores, a raíz de la publicación de una reciente investigación de Business Insider que revela detalles curiosos de la vida del joven multimillonario, en particular relacionados con las extremas medidas de protección personal de su entorno. Entre las más extrañas figuraría un túnel secreto escondido en su oficina que, supuestamente, conecta el piso de la sala de conferencias con el estacionamiento para que su equipo de guardaespaldas pueda evacuarlo del edificio en caso de emergencia.



Vigilado 24 horas al día
La 'escolta' de Zuckerberg, de hecho, también suele ser pasto de los más variados rumores. Según distintos medios, su grupo de seguridad permanece activo 24 horas al día, siete días a la semana, y acompaña al multimillonario dondequiera que va, revisando sus destinos antes de su llegada para poder detectar y prevenir posibles amenazas. A fin de garantizar aún más su protección, los miembros de este cuerpo a veces se hacen pasar por empleados regulares de Facebook.

El CEO de Facebook es conocido por sus colosales gastos en seguridad. En 2018 se supo que Facebook desembolsó aproximadamente 8,9 millones de dólares para sufragar los servicios de seguridad —incluidos vuelos privados— del año anterior. Si aquella cifra ya superó en casi 28 veces las cantidades destinadas por el jefe de Apple, Tim Cook, al mismo fin, ahora podría alcanzar los 10 millones, según precisó la compañía en el documento entregado a la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. el pasado mes de julio.

Además de por su propia seguridad, Zuckerberg también vela por la de sus colaboradores, por lo que otros 2,7 millones de dólares en 2017, según el mencionado documento, fueron dedicados a la protección personal de la directora de operaciones de la compañía, Sheryl Sandberg.

Moderadores con problemas mentales
Sin embargo, con los moderadores de contenidos que trabajan para la compañía, Zuckerberg no parece mostrarse tan generoso. En particular, con los que no pertenecen a la plantilla de Facebook, sino a empresas subcontratadas, como Cognizant. Según revelaron a The Verge varios empleados anónimos de esta empresa, su salario es casi la décima parte de lo que gana un empleado promedio de Facebook (28.800 dólares frente a unos 240.000 dólares al año).



Si bien esta suma aún es relativamente alta, los entrevistados consideran que no es suficiente para compensar el estrés que conllevan sus días laborales, ya que tienen que cumplir con normas de disciplina muy estrictas. Por ejemplo, a los moderadores de Cognizantse se les prohíbe poner sobre la mesa móviles o incluso papel, para que no registren datos personales de los usuarios de la red.

En sus días laborales, los moderadores, tanto de Facebook como de empresas subcontratadas, revisan el contenido de las publicaciones, en particular, imágenes y vídeos que, a menudo, son traumáticos. Por ellos se les permite pasar 9 minutos de así denominado "tiempo de bienestar" para que se recuperen de las escenas de violencia, pornografía y discriminación que todos los días revisan como parte de su trabajo.

Sin embargo, no pueden aliviar su carga psicológica, compartiendo sus problemas con un psicólogo o una persona cercana, ya que los empleados de compañías como Cognizant están obligados de firmar acuerdos de confidencialidad que les prohíbe hablar de su trabajo para Facebook, ni siquiera con sus familias, lo que les genera síntomas similares al trastorno de estrés postraumático.



Síguenos en Facebook