Los colores ácidos inundan una pasarela londinense marcada por el "brexit"
Londres - La 68 Semana de la Moda de Londres dio hoy su pistoletazo de salida teñida con los ácidos colores de la propuesta del irlandés Richard Malone, en una edición marcada por la incertidumbre que el "brexit", la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), está provocando en la industria.

Así lo expresó hoy la presidenta del Consejo Británico de la Moda (BFC, por sus siglas en inglés), Stephanie Phair, quien reconoció la inquietud que impera en un sector que mueve miles de millones de libras al año en el Reino Unido.



"Es una industria compleja. Requiere manufacturar en el extranjero, diseñar aquí... Es una mezcla de bienes, servicios y talentos", explicó Phair a la cadena británica BBC.

Un desasosiego que comparte la presentadora y modelo Alexa Chung que debuta mañana como diseñadora en la London Fashion Week (LFW) ante una fuerte expectación de público y crítica.

Chung reconoció que la salida del Reino Unido del bloque comunitario le genera "miedos" porque el almacén de su marca está en Holanda, donde trabajan británicos pero también "personas talentosas de todas partes del mundo".

"No sé lo que va a pasar. Me preocupa mi negocio", agregó la diseñadora, que se estrenó como creadora el año pasado después de hacerse un hueco en el mundo de la moda gracias a su estilo personal que marca tendencia a nivel mundial.



Pese al nerviosismo por cómo afectará a la industria de la moda británica el nuevo estatus del Reino Unido a partir de marzo de 2019, la London Fashion Week arrancó hoy cargada con la alegría de las ácidas tonalidades de la colección de Richard Malone.

El modisto irlandés, que ya triunfó en sus dos anteriores participaciones en la Semana de la Moda londinense, presentó hoy su propuesta para la próxima primavera/verano 2019, en la que el verde lima, el fucsia y el amarillo limón fueron los claros protagonistas.

Unos colores que dieron vida a faldas cortas que cedieron el protagonismo a las piernas de la mujer, a los flecos que otorgaban movimiento a las prendas y al calzado estrella de la pasarela: botas altas de tacones y cordones.

Otro de los diseñadores que más interés suscita en esta edición es el británico Richard Quinn, que el año pasado consiguió sentar en la primera fila de su desfile a la mismísima reina Isabel II, quien le otorgó el primer premio "Queen Elisabeth II for British Desing".



Un galardón que tiene como fin reconocer a un "diseñador de moda británico emergente que muestra un talento excepcional y originalidad, al tiempo que aporta valor a la comunidad con políticas sólidas y sostenibles" y que el año pasado fue a parar a manos de Quinn, que se caracteriza por sus llamativos estampados florales.

La tradicional Burberry mostrará en esta cita en la ciudad del Támesis su renovada propuesta para la próxima temporada cálida, bajo la batuta del diseñador Riccardo Tisci, el antiguo cerebro creativo de Givenchy.

Este será el primer desfile del italiano para la casa británica y, según él mismo reveló en su cuenta de la red social Instagram, se pondrá a la venta una parte de las piezas presentadas el próximo lunes solo durante 24 horas.

La firma de lujo informó este año de que no volverá a usar pieles de animales en sus creaciones, iniciativa a la que se han sumado todos los diseñadores que desfilan en esta pasarela, convirtiendo a esta edición de la LFW en la primera libre de pieles.



Otro de los mayores reclamos de las cinco jornadas de moda que dan comienzo hoy en la capital británica será el desfile el próximo domingo de la antigua integrante de las Spice Girl Victoria Beckham.

La diseñadora celebra esta temporada el décimo aniversario de la marca que lleva su nombre y, para celebrarlo, por primera vez desfilará por la pasarela londinense en lugar de la neoyorquina, como hace habitualmente, y con el lanzamiento de una línea de joyas.

Amanda Wakeley, J. JS Lee, J W Anderson, Paul Costelloe o el español Josep Font al mando de Delpozo, son solo algunos de los más de 80 creadores que presentarán sus colecciones hasta el próximo martes en Londres, reconvertida en capital de la moda por cinco días.

Síguenos en Facebook

Últimas noticias