Imilla Skate: las 'skaters' bolivianas que reivindican sus raíces indígenas y el deporte extremo

  • AGENCIA SPUTNIK -
Imilla Skate: las 'skaters' bolivianas que reivindican sus raíces indígenas y el deporte extremo
© Sputnik / Sebastián Ochoa
A partir de la viralización de sus videos, las mujeres 'skaters' de Cochabamba lograron iniciar una gira por todas las capitales del país, con la finalidad de enseñar gratuitamente a patinar a quienes lo deseen, sin límite de edad. En diálogo con Sputnik explicaron su filosofía.

El colectivo de mujeres skaters Imilla Skate irrumpió en escena meses atrás, cuando las fotos y videos de ellas patinando con la ropa tradicional de las indígenas de los Andes recorrieron el mundo entero. En estos días realizan una gira por toda Bolivia para dar cursos gratuitos a personas de todas las edades interesadas en practicar este deporte. También preparan su documental, que estrenarán en agosto próximo.



Pollera, blusa y sombrero hacen a la vestimenta la chola —el modo políticamente correcto de llamarlas es "mujeres de pollera"—, la figura fuerte y matriarcal que transita incansablemente todas las calles de Bolivia. Hasta no hace muchos años atrás, las cholitas eran víctimas de discriminación y violencia verbal por su pertenencia a los pueblos Quechua y Aymara.

Estas marcas no son tan lejanas: en octubre y noviembre de 2019 grupos de jóvenes golpistas, como la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), flageló y maltrató en público a señoras de pollera en Cochabamba, la misma ciudad donde surgió Imilla Skate.

Huara Medina es una de las fundadoras del colectivo, integrado por nueve mujeres que rondan los 20 años. Huara en Aymara quiere decir "estrella". Ella, como gran parte de la población boliviana, se siente orgullosa y reivindica sus raíces ancestrales.

En diálogo con Sputnik, comentó que la viralización de sus videos les permitió transmitir masivamente sus ideas: "Nuestra visión fue creciendo y fue evolucionando el sentimiento que tenemos hacia esta vestimenta, que es una identidad. No es solo una vestimenta".

Publicita en Páginas Amarillas




Revalorizar las vestimentas tradicionales de las cholitas andinas "nos ha ayudado a acercarnos a nuestra familia, a entender a nuestros padres, a afinar el sentimiento de todo lo que nos rodea", aseguró.

Medina explicó que "ser cholita es una identidad. Es algo que te heredan tus padres, tus abuelos, es amor a tu familia. Porque cuando tu familia, tu papá, tu mamá se vayan, lo único que te va a quedar es tu identidad.

Entonces aquí tenemos un sentimiento muy fuerte", dijo en la pista de skate del parque Pura Pura, en la ciudad de La Paz, considerada la más alta del mundo, con sus 3.500 metros sobre el nivel del mar.

Los Parrales


Para la joven, la cosmovisión de los pueblos andinos se emparenta con la filosofía del skate: "Van a la par, porque enseñan a dar amor y a tener perseverancia".

Y agregó: "Es muy importante difundir que el skate, aparte de hacerte sentir vivo y feliz, te enseña que no importa qué tan fuerte sea tu caída: tienes que poder levantarte y seguir. Ninguna caída es linda. Pero superarla, no tiene palabras".

Imillas de gira

A principios de junio, las Imilla Skate iniciaron una gira nacional por los nueve departamentos de Bolivia, con la finalidad de dar clases gratuitas a gente de todas las edades. Hasta el momento estuvieron en Tarija, Sucre, Potosí y La Paz.

Hotel Presidente


En las próximas semanas visitarán Cobija (capital de Pando), Trinidad (Beni), Santa Cruz de la Sierra, Cochabamba y Oruro.

"Cualquier niño, niña, joven o mayor que quiera participar está invitado. No tienen que saber patinar, porque les enseñamos desde subirse a una patineta", dijo Medina.

"Tal vez no tengamos mucho conocimiento, pero les damos lo básico para que sepan cómo se siente estar sobre las ruedas, sentir esa libertad", describió.

En el parque Pura Pura, situado entre las ciudades de La Paz y El Alto, decenas de niñas, niños y no tanto se acercaron para participar de la propuesta de Imilla Skate.



Algunas señoras llevaron a sus hijos y se sintieron tentadas de subir a la tabla de skate. Medina se acercó a convencerlas y una de ellas se atrevió a rodar.

"Todos podemos hacerlo. Nadie tiene por qué limitarse a hacer algo que quiere probar. La vida es solo una. Es muy importante probar y sentir de todo, aunque no te quedes en un deporte, pero tampoco te vas a quedar con las ganas", sostuvo la joven, licenciada en Diseño Gráfico.

La señora Viviana estaba entre que se animaba y no tanto. Contó a Sputnik que "mis hijitos están ahí practicando. Hemos venido al parque y desde allá arriba vimos que estaban patinando las cholitas. Me pareció interesante. Las cholitas nos han invitado".

Ella, que también es cholita, empatizó de inmediato con la propuesta de las Imilla Skate: "Me parece bien que rescaten nuestra cultura, porque nunca hay que olvidarse de dónde venimos", afirmó.

Hotel Presidente


"Antes no conocía del trabajo de estas cholitas. Les estoy queriendo pedir su número para que aprendan mis hijos, porque a veces están todo el tiempo encerrados en casa, sin nada que les distraiga", dijo la señora Viviana.

De Cochabamba a todo el país

Imilla Skate nació en 2019 con la intención de que el skateboarding femenino crezca a nivel nacional. Por ello comenzaron a enseñar gratuitamente este deporte a quienes lo deseen en Cochabamba, como ahora lo hacen con un alcance nacional.

"Buscamos un nombre entre las nueve. Nos quedamos con imillla, que significa niña o jovencita en quechua y aymara. Y skate, que es lo que nos gusta", recordó Medina.



Las jóvenes toman registro fílmico de todas sus actividades, que suben a sus redes sociales en Facebook e Instagram. Actualmente procesan todo el material del cual disponen para realizar un documental sobre la historia del colectivo.

"El próximo 6 de Agosto [Día de la Independencia] vamos a estrenar nuestro documental, que va a reflejar toda nuestra experiencia de estos viajes, todo lo que hemos hecho en los últimos meses", indicó.

A través de sus palabras e imágenes, ellas mostrarán "cuál es nuestra visión, sobre todo por qué nos vestimos así, por qué hacemos esto. También vamos a contar un poco más sobre la vida personal y las raíces de cada una", dijo Medina.

"Buscamos un nombre entre las nueve. Nos quedamos con imillla, que significa niña o jovencita en quechua y aymara. Y skate, que es lo que nos gusta", recordó Medina.



Las jóvenes toman registro fílmico de todas sus actividades, que suben a sus redes sociales en Facebook e Instagram. Actualmente procesan todo el material del cual disponen para realizar un documental sobre la historia del colectivo.

"El próximo 6 de Agosto [Día de la Independencia] vamos a estrenar nuestro documental, que va a reflejar toda nuestra experiencia de estos viajes, todo lo que hemos hecho en los últimos meses", indicó.

A través de sus palabras e imágenes, ellas mostrarán "cuál es nuestra visión, sobre todo por qué nos vestimos así, por qué hacemos esto. También vamos a contar un poco más sobre la vida personal y las raíces de cada una", dijo Medina.

AGENCIA SPUTNIK