Bambi y Winnie the Pooh ya son de dominio público: ¿qué pierde Disney?

  • AGENCIA SPUTNIK -
Bambi y Winnie the Pooh ya son de dominio público: ¿qué pierde Disney?
© Foto : Facebook / Winnie the Pooh
Según lo establecido en las leyes estadounidenses, la empresa Walt Disney ya no tiene los derechos de propiedad intelectual de dos de sus historias más icónicas: Bambi y Winnie the Pooh.

La Universidad de Duke recordó que todas las obras que fueron concebidas en 1926 pasarán al dominio público de Estados Unidos desde el primer día de enero de este año, ya que cuando una creación cumple 95 años de antigüedad en automático pierde todas las restricciones de propiedad intelectual.



De esta forma, dos de las historias más emblemáticas de Walt Disney, Winnie the Pooh y Bambi, quedarán exentas de candados.

Sin embargo, esto no significa que la compañía estadounidense no pueda comercializar la imagen o el nombre de, por ejemplo, el oso Winnie the Pooh, porque en realidad sí tiene los derechos de las películas y el nombre, aclaró el Centro para el Estudio del Dominio Público de la Universidad Duke.

Para lo que aplica la ley de dominio público de Estados Unidos es para la historia original de ambos personajes: la de Winnie the Pooh, creada en 1926 por el escritor inglés Alan Alexander Milne, y la de Bambi, escrita por el austriaco Felix Salten.

Lo anterior quiere decir que, a partir de 2022, todos tienen derecho a hacer su propia versión de ambas obras en prácticamente cualquier plataforma de contenido o actividad.

Publicita en Páginas Amarillas


"Cuando las obras pasan a ser de dominio público, pueden compartirse legalmente, sin necesidad de permiso ni pago. Eso es algo que Winnie-the-Pooh apreciaría. Los teatros comunitarios pueden proyectar las películas. Las orquestas juveniles pueden interpretar la música públicamente, sin pagar derechos de licencia. Los repositorios en línea, como Internet Archive, HathiTrust y Google Books, pueden hacer que las obras estén totalmente disponibles en línea", explica la Universidad de Duke.

¿Esto significa una pérdida para Disney?

En realidad no. Los que expiran son los derechos de autor de los libros publicados a inicios del siglo XX. Walt Disney mantiene los derechos de los contenidos posteriores a 1926, por lo cual puede seguir explotando comercialmente la marca en productos y contenidos.

Lo que pierde la empresa es la exclusividad: ya no será Walt Disney la única que tenga el derecho de vender y difundir a Bambi o Winnie the Pooh, dice la Universidad de Duke.

Los Parrales


"Esto significa que cualquiera puede publicar el libro en Internet o imprimir ediciones educativas baratas. También puede poner en marcha sus motores creativos: la trama, los diálogos y los escenarios de ese libro están abiertos a futuros creadores", abundan los expertos.

En el caso del oso amarillo, todos los personajes ya son del dominio público con excepción de Tigger, ya que él se introdujo a la historia hasta 1928, en el libro La casa del rincón de Pooh.

"De acuerdo con la ley de derechos de autor, Disney sólo es propietaria del material añadido en esas obras, no del material subyacente del libro de 1926, que sigue siendo de libre acceso", señala la Universidad de Duke.

AGENCIA SPUTNIK

Hotel Presidente