¿Canibalismo intrauterino? La razón detrás del enorme tamaño de los megalodones

  • AGENCIA SPUTNIK -
¿Canibalismo intrauterino? La razón detrás del enorme tamaño de los megalodones
© AP Photo / Arnulfo Franco
Los extintos megalodones fueron los tiburones más grandes que existieron en las aguas de nuestro planeta. Al nacer, estos escualos ya tenían unas dimensiones superiores a la mayoría de los humanos. Un nuevo estudio ha revelado los secretos detrás del gran tamaño de estos animales.

Los megalodones (Otodus megalodon) vivieron hace aproximadamente entre 15 y 3,6 millones de años. Su cuerpo podría llegar a medir hasta 15 metros de largo, es decir, eran entre tres y cuatro veces más grandes que un tiburón blanco.

Publicita en Páginas Amarillas


"Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento de O. megalodon es fundamental para comprender el papel que desempeñan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos", dijo Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio.

Si bien los megalodones tienen un rico registro fósil, su biología sigue siendo poco conocida ya que los restos encontrados de estos peces cartilaginosos son, en su gran mayoría, dientes. Sin embargo, existen algunos restos de sus vértebras gigantes a disposición de los científicos y fueron justamente ellas las que ayudaron a arrojar luz sobre el tamaño del Otodus megalodon.
Al estudiar las vértebras de un megalodon, cuyo tamaño estimado es de 9 metros, los científicos descubrieron que el ejemplar ya era un pez grande al momento de su nacimiento. Al analizar los restos en cuestión con la ayuda de una tomografía computarizada, los científicos encontraron que el ejemplar tenía dos metros de largo al nacer. Los hallazgos sugieren que posiblemente el megalodon daba a luz a los bebés más grandes del mundo de los tiburones, detalla EurekAlert.

Aunque la mayoría de los tiburones actuales ponen huevos, algunos paren a sus crías, como era el caso del megalodon. Se tratan de tiburones lamniformes. Si bien se ha propuesto previamente que la sangre caliente es lo que ha causado el gigantismo en varios tiburones lamniformes, el nuevo estudio propone que lo que está detrás del tamaño del megalodón era su estrategia de reproducción y un comportamiento caníbal.

El nuevo estudio sugiere que, así como algunos lamniformes actuales, el megalodón embrionario crecía dentro de su madre al alimentarse de los huevos que contenían sus hermanos, pero que todavía no habían eclosionado en el útero. La práctica, conocida como oofagia, es una forma de canibalismo intrauterino.
El resultado de tal comportamiento caníbal es que solo unos pocos embriones sobrevivían y se desarrollaban, pero cada uno de ellos tenía un tamaño considerable ya al nacer. Así, los megalodones recién nacidos tenían una ventaja desde el primer día de su vida, ya que su gran tamaño reducía las posibilidades de que fueran devorados por otros depredadores

Abre tu tienda online


"Los resultados de este trabajo arrojan nueva luz sobre la vida de los megalodones, no solo cómo crecían, sino también cómo se desarrollaban sus embriones, cómo daban a luz y cuánto tiempo podían haber vivido", afirma Martin Becker, coautor del estudio.

AGENCIA SPUTNIK