¿Quién se beneficia de la plaga del escarabajo de la corteza?

  • DEUTSCHE WELLE -
¿Quién se beneficia de la plaga del escarabajo de la corteza?
picture-alliance/dpa/J. Stratenschulte
El escarabajo de la corteza se asienta en los bosques alemanes y miles de árboles tienen que ser talados. Sin embargo, la plaga provocó un alza en los pedidos de una empresa de logística de Bremen.
La empresa Brelog es sinónimo de logística en la ciudad alemana de Bremen. La empresa de transporte se puso en marcha hace diez años. Arne Lücken, su director, confirma que la plaga del escarabajo de la corteza abrió un inesperado nicho para su empresa. "Hemos participado activamente en el negocio de la exportación de troncos de madera aserrada desde hace mucho tiempo, en el que ahora, el escarabajo de la corteza se ha entrometido", señala Lücken.

Brelog comenzó con 15 empleados y una facturación de 15 millones de euros. Entretanto, el jefe ha duplicado su personal y las ventas de fletes se han triplicado. También gracias a la plaga del escarabajo de la corteza. ¿Pero por qué la madera dañada de los bosques alemanes es transportada al otro lado del mundo? "Los chinos piden grandes cantidades de madera de escarabajo de corteza porque es barata y la usan en la industria de la construcción como tablas de encofrado o para el embalaje", explica Lücken.

Publicita en Páginas Amarillas


v

Esta firma alemana envía 40.000 contenedores a China al año. Cada contenedor contiene 24 toneladas de madera, en su mayoría de abeto.

La carga se realiza en toda Alemania: "Hoy estamos en Bückeburg y Witzenhausen", dice Lange. Los contenedores se cargan en el bosque o en un camino pavimentado de las cercanías. "Una compañía de camiones lleva los contenedores al puerto y allí se fumigan", explica Lange. Porque antes de que la madera vaya a China, hay que matar a los escarabajos de la corteza. Para ello, agrega Lange, "el fumigador llena el contenedor con un veneno apropiado, que actúa 24 horas". Luego, el contenedor se ventila completamente y queda listo para ser cargado en el barco.

Al llegar a China, se toman muestras al azar. La madera de Alemania debe estar libre de escarabajos de la corteza. De lo contrario, los chinos probablemente detendrían la importación inmediatamente, como hicieron con la carne de cerdo alemana cuando se detectaron los primeros casos de peste porcina africana en Brandeburgo.

Abre tu tienda online


Gran demanda de productos europeos

Pero Brelog organiza algo más que exportaciones de madera a China. En el país asiático, según Arne Lücken, se ha establecido una clase media con un alto poder adquisitivo; los productos de marca europea, como los artículos de moda o la comida, tienen una gran demanda. "Nunca pensé que exportaríamos avena a China", señala.

Recientemente, afirma Lücken, su compañía de transporte envió cables de alta mar, de 400 kilómetros de una sola pieza y enrollados en varios tambores hacia Malasia o importó madera dura de Surinam.

Otras mercancías, como piezas de automóviles o equipos electrónicos, se envían al Lejano Oriente por ferrocarril. "Ahora hay muy buenas conexiones directas con Hamburgo, Duisburgo, y recientemente también con Nuremberg. También hay horarios fijos que no existían antes", asegura Lücken. Mientras un tren tarda tres semanas en llegar a China, los barcos tardan cinco semanas, pero el transporte marítimo es mucho más barato. Es por eso que la madera seguirá siendo transportada a China por barco. Y probablemente durante bastante tiempo. Los veranos secos debilitan las coníferas y facilitan el trabajo del escarabajo de la corteza. Brelog, al menos, se beneficia de eso.

Los Parrales


(ct)

Godehard Weyerer

DEUTSCHE WELLE