Empleado de seguridad espía a más de 200 clientes en su ámbito privado a lo largo de 7 años y la empresa acaba demandada

  • RT EN ESPAÑOL -
Empleado de seguridad espía a más de 200 clientes en su ámbito privado a lo largo de 7 años y la empresa acaba demandada
Imagen ilustrativa Fabrizio Bensch / Reuters
Dos demandas colectivas fueron presentadas este lunes en el Tribunal de Distrito en la ciudad de Fort Lauderdale (Florida, EE.UU.) en nombre de varios clientes del Servicio de Seguridad ADT,​ como víctimas de un exempleado, quien tuvo acceso a más de 200 cuentas de la aplicación ADT Pulse a lo largo de 7 años, lo que le permitió ver imágenes de cámaras de seguridad instaladas en casas ubicadas entre las ciudades de Dallas y Fort Worth (Texas), informan medios locales.

Alexia Preddy, una de las demandantes principales, afirmó que era adolescente cuando un técnico de Dallas, identificado como Telesforo Avilés, que había instalado su cámara de seguridad, se concedió acceso remoto añadiendo su dirección de correo electrónico personal a su cuenta. El empleado utilizó ese acceso casi 100 veces para espiarla a ella y a otros miembros de la casa "en sus momentos más privados e íntimos".



Los demandantes acusan a ADT de no actuar ante las grandes vulnerabilidades existentes en su aplicación de 'software' ADT Pulse, permitiendo no solo a este técnico, sino a otros incontables empleados, la posibilidad ver las imágenes de las cámaras de seguridad. Cada uno de los demandantes reclama más de 5 millones de dólares, más intereses y gastos.

Según los documentos presentados, la empresa de seguridad avisó a sus clientes sobre las infracciones y luego les ofreció una compensación si firmaban un acuerdo de confidencialidad. "En un frenético esfuerzo por mitigar y ocultar sus acciones, ADT inició una campaña para llamar a todos los titulares de cuentas afectados y lograr un trato y un acuerdo de confidencialidad a cambio de un pago monetario que representa una fracción del valor de sus reclamaciones", reza una de las demandas.

Por su parte, ADT aseguró que había informado el pasado mes de abril a la Policía de que un exempleado tuvo acceso no autorizado a las cuentas de 220 clientes.

"Tomamos medidas inmediatas y las adoptamos para evitar que esto vuelva a suceder", afirmó la compañía en un comunicado y agregó: "Lamentamos profundamente lo ocurrido a los 220 clientes afectados por este incidente y nos hemos puesto en contacto con ellos para ayudarles a resolver sus preocupaciones. Apoyamos la investigación de la Policía sobre el exempleado y nos comprometemos a ayudar a llevar ante la justicia a los implicados".



RT EN ESPAÑOL