Una mujer se hace pasar por su hija de 13 años para atrapar a un acosador, pero un juez desestima la causa

  • RT EN ESPAÑOL -
Una mujer se hace pasar por su hija de 13 años para atrapar a un acosador, pero un juez desestima la causa
Imagen ilustrativa. Pixabay.com / StockSnap
Pese a que el hombre le envió fotos de su pene, el caso fue archivado porque el teléfono celular no era utilizado por la menor.

Una mujer de Sarria (provincia de Lugo, España) ha recurrido la decisión de un juez de esa localidad de archivar de forma provisional la investigación de un supesto caso de abuso sexual a su hija de 13 años, informan medios locales.



El 9 de junio de 2019 la adolescente fue contactada por un hombre vía Instagram. El sujeto le preguntó si alguien controlaba su celular. La menor le contó lo sucedido a su mamá, que a partir de ese momento se hizo cargo del teléfono y continuó el diálogo "sin incitarle en ningún momento en el desarrollo de la conversación", detalla la denuncia.

Durante más de una semana el acusado envió mensajes y le preguntó más de una vez si estaba sola. La conversación fue tomando una temática sexual cada vez más explícita, hasta que le envió fotografías de su pene. Mientras, la mujer guardaba las capturas de pantalla con los mensajes.

La denuncia fue entonces presentada por la madre ante la Guardia Civil, por lo que el hombre fue detenido y se le prohibió contactar por cualquier medio con la adolescente. Al declarar, admitió que había mantenido conversaciones de tono sexual, pero negó saber que se dirigía a una menor, sino que creyó que dialogaba con alguien de 25 años, porque así se lo había dicho ella.

Por su parte, la chica declaró que no había visto las imágenes que le había enviado, por lo que la el juez consideró que no hubo delito de abuso sexual a una menor de 16 años, ya que había sido la mujer quien manejaba el móvil.



Buscan reabrir la causa

Como la causa fue archivada, los padres presentaron un nuevo recurso en el que afirmaron que el hombre conocía la edad de su hija, porque en una conversación le preguntó si sabía cuántos años tenía. Él respondió 14 y ella le aclaró que tenía 13, por lo que le dijo: "La que me está vacilando eres tú a mí con todo lo pequeña que eres".

"El denunciado inició la conversación con la menor y la mantuvo enviando fotografías de su miembro, hasta en dos ocasiones, y le pidió reiteradamente que le enviase fotografías suyas, incluso de sus pechos", asegura el recurso.

RT EN ESPAÑOL