Guillermo del Toro y "Three Billboards" se disputan los Óscar del "Me Too"
Los Ángeles (EE.UU.) - El cineasta mexicano Guillermo del Toro con "The Shape of Water" y el drama con humor negro "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri" figuran como los favoritos para la 90 edición de los Óscar, unos premios que se celebran este domingo marcados por las reivindicaciones feministas.

Tras los escándalos que han hundido las carreras de gigantes de la industria como Harvey Weinstein, la Academia de Hollywood celebra mañana sus premios en el Teatro Dolby de Los Ángeles a las 17:00 hora local (1:00 GMT del lunes) con un ojo puesto en los galardonados y otro en la respuesta que dé Hollywood al machismo basada en movimientos como "Me Too" (Yo también) o "Time's Up" (Se acabó el tiempo).



Con trece nominaciones parte como aspirante en cabeza la cinta fantástica "The Shape of Water", seguida de cerca por "Dunkirk" y "Three Billboards Outside Ebbing, Missouri", con ocho y siete candidaturas, respectivamente.

La categoría reina de mejor película parece un duelo cara a cara entre "The Shape of Water", ganadora del premio del Sindicato de Productores (PGA) al mejor largometraje, y "Three Billboards", que se llevó el reconocimiento a la mejor cinta dramática en los Globos de Oro así como el galardón a mejor filme en los BAFTA.

Completan la lista de aspirantes al Óscar a mejor película las cintas "Lady Bird", "Get Out", "The Post", "Call Me by Your Name", "Dunkirk", "Phantom Thread" y "Darkest Hour".

Del Toro, que ha cosechado grandes aplausos por su labor tras las cámaras en "The Shape of Water", tratará de hacerse con la estatuilla al mejor director frente a Christopher Nolan ("Dunkirk"), Jordan Peele ("Get Out"), Greta Gerwig ("Lady Bird") y Paul Thomas Anderson ("Phantom Thread").



También nominado como productor a mejor película y al mejor guion original, Del Toro podría convertirse en el tercer realizador mexicano que vence en los Óscar en el último lustro, tras los triunfos de sus amigos y compatriotas Alfonso Cuarón ("Gravity", 2014) y Alejandro González Iñárritu ("Birdman", 2015, y "The Revenant", 2016).

Las categorías interpretativas se presentan con brillantes favoritos que casi acarician la estatuilla con los dedos tras arrasar en los Globos de Oro y los premios del Sindicato de Actores (SAG).

Frances McDormand, la madre justiciera de "Three Billboards", es una apuesta casi segura como mejor actriz contra las también nominadas Saoirse Ronan ("Lady Bird"), Meryl Streep ("The Post"), Margot Robbie ("I, Tonya") y Sally Hawkins ("The Shape of Water").

Como mejor actor, el retrato de Winston Churchill elaborado por Gary Oldman en "Darkest Hour" parece insuperable, aunque enfrente tendrá contrincantes de mucho nivel como Timothée Chalamet ("Call Me By Your Name"), Daniel Day-Lewis ("Phantom Thread"), Daniel Kaluuya ("Get Out") y Denzel Washington ("Roman J. Israel, Esq").



Allison Janney, por "I, Tonya", y Sam Rockwell, por "Three Billboards", se postulan asimismo para ser los ganadores en las categorías de intérpretes de reparto.

Además de "The Shape of Water", los Óscar de este año tendrán mucho saber mexicano gracias a "Coco", la película de Disney inspirada en el Día de Muertos que es la máxima favorita para el Óscar a la mejor cinta de animación y que también opta a la estatuilla a la mejor canción por "Remember Me".

Y Chile podría hacer historia si ganara su primer Óscar en el apartado de la mejor película de habla no inglesa gracias a "Una mujer fantástica", dirigida por Sebastián Lelio y con Daniela Vega como protagonista.

"Una mujer fantástica" competirá con "The Insult" (Líbano), "Loveless" (Rusia), "On Body and Soul" (Hungría) y "The Square" (Suecia).



La atención de la alfombra roja de los Óscar, amenazada por el mal tiempo estos días en Los Ángeles, y de la ceremonia, que contará con Jimmy Kimmel como presentador, estará también puesta en las manifestaciones de respaldo hacia las víctimas de agresiones sexuales y en las demandas de igualdad y respeto para las mujeres.

Sin una acción orquestada y prevista como cuando en los Globos de Oro todos los artistas se vistieron de negro, los discursos y las acciones individuales en apoyo de "Me Too" y "Time's Up" prometen ser de lo más destacado de la noche.

Y en la mente del público y de los organizadores de la gala estará sin duda la edición de 2017, cuando se entregó por error a "La La Land" el Óscar a la mejor película que era para "Moonlight", por lo que la expectación ante el anuncio del gran premio este año será, si cabe, todavía mayor.

Sobre todo si, como apuntan algunos medios, los presentadores del premio en esta categoría vuelven a ser Warren Beatty y Faye Dunaway.

Síguenos en Facebook

Últimas noticias