Río de Janeiro - Río de Janeiro celebró hoy su 453 aniversario con un regaló muy especial, una maqueta de casi un millón de bloques de Lego que reproduce al detalle las zonas más emblemáticas de la "Cidade Maravilhosa".

La maqueta de 30 metros cuadrados, fue construida por 50 personas que dedicaron cerca de 3.550 horas al proceso de montaje, un total de 148 días de trabajo.



La miniatura, que reproduce 25 iconos de la ciudad, fue exhibida por primera vez en el Boulevard Olímpico durante los Juegos de 2016, pero a partir de hoy se convertirá en patrimonio de la Secretaría Municipal de Cultura de la ciudad y quedará expuesta permanentemente en la Ciudad de las Artes de Río.

La actriz y directora artística de la Ciudad de las Artes, Bel Kutner, consideró que una de las claves del éxito de la maqueta es que constituye "un rescate de una mirada de niño, de una mirada más esperanzada de la ciudad de Río".

"Este regalo es una forma de reafirmar lo mejor que tuvo las Olimpiadas, que fue precisamente el encuentro de varios pueblos, varias culturas, y este Lego es un emblema de eso, tiene esa memoria afectiva de todas las generaciones" manifestó la directora de artística de la Ciudad de las Artes.

Además de Maracaná, del Cristo Redentor y del Pan de Azúcar, la miniatura contiene algunos detalles curiosos, como un policía vestido de lobo a la caza de Caperucita Roja en el Morro Dos Hermanos -que se alza sobre la favela de Vidigal-, o unos agentes de seguridad tratando de salvar a un visitante del Sambódromo de un ataque de un tiburón.











Síguenos en Facebook

Últimas noticias