Una comediante puede quedar en bancarrota por bromear sobre su separación
El marido de la artista demanda a su esposa por más de 40.000 dólares y el resultado del juicio dependerá del sentido del humor del juez.

Una comediante británica corre peligro de quedar en bancarrota tras ser demandada por su marido, de quien vive separada y la acusa de haberlo difamado durante sus actuaciones, informa The Guardian.



El demandante, Thomas Reay, estima que Louise Beamont violó su privacidad y reveló información sensible sobre su persona. Sin embargo, la cómica rechaza estos cargos y asegura que su monólogo tenía otras intenciones.

"Fue una presentación de 50 minutos sobre la censura y el autoritarismo" que jugó con la fantasía utópica de que la cadena británica BBC quedara "bajo el control del Gobierno de China" aseveró Beamont, que utiliza el apellido de su marido como nombre artístico.

La artista admitió que hizo "un par de referencias" a su esposo, "quizás durante dos minutos", para expresar tristeza por el fin de su matrimonio.





Sin embargo, Reay exige 30.000 libras esterlinas —alrededor de 41.700 dólares—, todos los costos legales y que su esposa no le pueda mencionar en público, ya que alega que utilizó sus fotos y videos durante sus actuaciones e incluso realizó insinuaciones "serias" y "falsas" sobre su carácter abusivo.

Beamont asevera que si pierde el juicio irá a la quiebra y ha puesto en marcha una campaña de donaciones en línea para defender la libertad de expresión.

Reino Unido ha eliminado recientemente los juicios con jurado en los pleitos por difamación, con lo cual será la primera vez que un caso de este tipo dependa del sentido del humor de un juez, quien deberá interpretar si las palabras de Louise Beamont constituían una broma o no, indicó Mark Stephens, un abogado especializado en la materia.

RT EN ESPAÑOL

Síguenos en Facebook

Últimas noticias