Un hombre armado entró en una tienda de Kalamazoo (Míchigan, EE.UU.) con la intención de llevarse el dinero de la caja. Al verse apuntado por una pistola, el dependiente empieza a entregar al dinero al ladrón que, cegado por la codicia, deja su arma. Justo en ese momento el cajero se apresura a tomar la pistola que está sobre el mostrador y el criminal se ve obligado a huir por el cambio de tornas.



Síguenos en Facebook

Últimas noticias