Decreto 4667 incrementa áreas a YPFB y dinamiza exploración y explotación de hidrocarburos

  • ABI -
Decreto 4667 incrementa áreas a YPFB y dinamiza exploración y explotación de hidrocarburos
El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, informó que el Decreto Supremo 4667, aprobado el 11 de febrero por el Gobierno nacional, incrementa el número de áreas reservadas en favor de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) para desarrollar actividades de exploración y explotación de hidrocarburos.

Además, le permite dinamizar las operaciones petroleras en estas zonas y las oportunidades de captación de nuevas inversiones para el sector, sus filiales y empresas operadoras.



“Con esta norma, el número de áreas reservadas a favor de YPFB ascienden a un total de 104, para que desarrolle distintas actividades de exploración y/o explotación, tanto en áreas de interés hidrocarburífero en la zona tradicional y no tradicional del país”, dijo la autoridad, citada en un reporte de prensa.

A decir de Molina, en poco más de un año de gestión del presidente Luis Arce Catacora se logró nominar 10 nuevas áreas y redelimitar 16, mientras que en el periodo 2015-2017 solo se nominó una y en el periodo 2017-2020 esta labor fue inexistente.

“Sin lugar a duda, este decreto abre espacios para desarrollar más proyectos que nos permitan realizar mayores inversiones y generar un mayor número de actividades hidrocarburíferas en el Upstream con la visión de impactar positivamente en los niveles de reservas y producción de hidrocarburos”, explicó.

Además, el titular de Hidrocarburos y Energías agregó que este decreto también aporta eficiencia a los tiempos de ejecución de actividades de exploración y explotación, puesto que antes del Decreto 4667, un área quedaba calificada como área libre cuando concluía el plazo de un contrato para realizar exploración y/o explotación o la empresa definía no continuar el proyecto, perjudicando la continuidad de las operaciones petroleras en el país.

Publicita en Páginas Amarillas


Sin embargo, a partir de esta norma, esas actividades podrán ser asumidas inmediatamente por la estatal petrolera.