Sánchez y Ortiz en duelo aparte por el nivel de las reservas de gas de YPFB

  • ERBOL -
Sánchez y Ortiz en duelo aparte por el nivel de las reservas de gas de YPFB
Ministro Sánchez y el candidato presidencial Oscar Ortiz. Foto/tomadas de internet
El ministro de Hidrocarburos Luis Alberto Sánchez y el candidato presidencial opositor de la alianza “Bolivia Dijo No” Oscar Ortiz protagonizaron este domingo un duelo verbal desde el canal estatal y las redes sociales por el nivel de reservas de gas bolivianas.

La autoridad tachó de irresponsable al candidato presidencial y lo llamó “enemigo de la economía boliviana”, porque maneja alegremente cifras y afecta a las inversiones y búsqueda de nuevos mercados.



El opositor denunció la semana pasada un estudio independiente indica que Bolivia tiene 3.5 TCF y no 10.7 como dijo la canadiense Sproule contratada por YPFB. Es más pidió a la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos investigar el contrato, su adjudicación y sus resultados.

“Ortiz es el mayor enemigo de la economía boliviana porque nos afecta en asegurar nuevos mercados fundamentalmente de Brasil y Argentina”, manifestó en una entrevista con canal estatal donde desafió al opositor a revelar qué técnicos hicieron sus estudios o mostrar qué ingeniero firmó ese informe que le sirve de respaldo.

A través de su cuenta twitter el candidato presidencial insistió en que el volumen de reservas que maneja el gobierno “es irreal” y acusó incluso al presidente Evo Morales de mentirle al pueblo boliviano. “Si no tienen nada que esconder lo desafío (al gobierno) a que se haga público el Informe de Sproule y se lo audite”, escribió Ortiz.

Sánchez por su lado lamentó que un candidato presidencial asuma una posición tan irresponsable de tener criterios diferentes sobre una misma empresa. Cuando Sproule hizo el estudio de la propiedad compartida del campo Incautase y le favoreció a Santa Cruz, no dijo nada.



Recordó que durante el tiempo de la capitalización, entre 2002-2003, Ortiz fungía como director de Andina y nunca puso en duda la certificación de las reservas de gas que habrían alcanzado a 27 TCF y que posteriormente se descubrió que eran infladas porque lo real fue Bolivia solo tenía 9 TCF.

Sostuvo que la denuncia de Ortiz fue una gran irresponsabilidad que afectó mucho a los contratos que se trabajan con empresas privadas de Brasil y Argentina, pese a que insistió en que el candidato “no es una persona creíble”.

La autoridad aseguró que Bolivia repuso sus reservas utilizadas en el orden de 8.7 TCF y actualmente cuenta con 10.7 TCF certificadas por 20 tomos de 200 hojas cada una y firmadas por una de las empresas más importante del mundo y no un estudio sin fundamento alguno hecho por un grupo de amigos de Oscar Ortiz.

“El estudio de Oscar Ortiz no tiene huella digital y para que sea serio debería poner los nombres”, dijo la autoridad en tono irónico. Aseguró que en 13 años se descubrieron 17 campos y 6 reservorios que dan la capacidad de cubrir el mercado argentino y brasileño por 14 años más y el mercado internos por 17 y 18 años y existen un saldo para negociar nuevos contratos.



Estimó que las reservas a finales de 2019 serán mucho más debido al descubrimiento de nuevos campos y reposición de reservas que dan mayor garantía de ingresos al país y regalías para las regiones.

Sánchez sostuvo que el valor actual de YPFB es de 20.000 millones de dólares y el valor de las reservas 70 mil millones. YPFB más las reservas llegan a 90 mil millones de dólares que aseguran una renta petrolera de 38.500 millones de dólares. En la época de la capitalización de Ortiz, YPFB costaba 936 millones de dólares y la renta petrolera alcanzaba a 3.400 millones de dólares.