“Pseudo”, el “thriller” político boliviano que arriba a EEUU de la mano de HBO Max

  • ABI -
“Pseudo”, el “thriller” político boliviano que arriba a EEUU de la mano de HBO Max
Sputnik conversó con Gory Patiño, director de la película 'Pseudo' extrañamente emparentada con los días golpistas de 2019. El cineasta —uno de los más destacados del país— contó qué lo motiva a filmar. Y describió un panorama local afectado por las restricciones de la pandemia.

El director de cine Gory Patiño se consolidó como uno de los más destacados en la actualidad boliviana. Su primera película, Muralla (2018), fue seleccionada por el país para representarla en los premios Oscar y en los Golden Globes. Su segundo film, Pseudo, fue adquirido por HBO Max para estrenarla en su señal, además de las salas locales. En diálogo con Sputnik, analizó el panorama cinematográfico en Bolivia. Y contó qué lo motiva a filmar.



Pseudo es un thriller político, filmado en la ciudad de La Paz, "con la premisa de un taxista que roba la identidad de un pasajero, que resulta ser un mercenario contratado por una célula extremista para perpetrar un crimen", contó Patiño.

El taxista protagonista "se va sintiendo identificado bajo esa nueva piel, ese nuevo pseudo, y es tentado, como todos, a convertirse en agente de cambio para su pueblo. Quiere ser recordado en los libros de historia, sin importar que haya derramamiento de sangre o se ponga en riesgo a los prójimos", relató el director.



La película fue filmada en 2019. Para cuando fue concluida, fue imposible estrenarla por los conflictos sociales suscitados por el golpe de Estado de noviembre de ese año. En 2020 se sumaron las restricciones impuestas por el Gobierno de facto para evitar contagios de COVID-19.

Publicita en Páginas Amarillas


Con la descripción brindada de Pseudo, es inevitable relacionarla con los hechos anteriores y posteriores al golpe contra Evo Morales: "La ficción te sorprende. A este guion lo venimos puliendo desde hace nueve años. Nadie se hubiera imaginado lo que ha sucedido en el país, pero es un tema recurrente".

Patiño escribió este guion junto al español Luis Fernández Reneo. Ambos le imprimieron "ese desencantamiento que tiene mi generación con las ideologías. Si tú sientas en una mesa a uno de extrema derecha y a uno extrema izquierda, y les pones un maletín con dinero al medio, todos se olvidan de los colores de la bandera", dijo Patiño.

"De eso se trata Pseudo: de que cualquier manifestación extremista en una nación, no importa que sea Bolivia, o un país asiático, o europeo, tiene un trasfondo de interés económico. O sea: hay alguien que está sacando provecho de una crisis, siempre", sostuvo el director.

Y agregó: "No importa que sean de derecha o de izquierda. Siempre los de abajo son los que pierden".

Los Parrales


En este sentido, Patiño afirmó que "no son políticos los personajes de Pseudo. No son gente de poder, sino gente de la calle. Siempre me ha atraído ese mundo, el del que se la gana, el del que vive día a día. El del que, por lo que sucede en un contexto, paga los platos rotos sin haberlos roto".

Pseudo está protagonizada por Cristian Mercado, Carla Arana, Luigi Antezana y Milton Cortéz, entre otros.

Formación amplia

Patiño se inició en la actuación a los 16 años. Cuando decidió que ese era el rumbo de su vida, viajó a Buenos Aires, Argentina, a estudiar actuación. De regreso en Bolivia, accedió a una beca Fullbright para hacer una maestría en Cine en California, Estados Unidos, donde permaneció 12 años.

Hotel Presidente


Su primera película fue Muralla, en 2018. Fue exhibida en salas bolivianas y premiada en varios festivales. También está disponible en HBO Max. Para Pseudo, que será estrenada en marzo próximo, se tienen expectativas más grandes.

"Como muchas películas bolivianas, tuvimos que esperar y archivarla durante todo este tiempo de pandemia. En paralelo, mundialmente ha habido un hambre de contenidos, sobre todo en plataformas digitales, que han empezado a revisar contenidos de mercados alternativos, como países de América Latina o Europa del Norte", describió el director.

Así Pseudo llegó a manos de HBO: "Después de siete meses de revisión técnica y de calidad, optaron por comprarla para HBO Max. Primeramente, se va a mostrar en la región norteamericana, que es gigantesca, involucra a Canadá y a EEUU".

Aunque no se puede mencionar el precio pactado por la película, fue suficiente dinero como para cubrir todos los costos de realización.



Sin embargo, Patiño —como la mayoría de las y los directores— anhela ver sus obras exhibidas en cines, con público. Eso ocurriría en 2022, cuando se estrenarán al menos 15 películas bolivianas.

"Van a haber muchas historias en cines bolivianos. Me alegra mucho eso, porque obviamente no sabemos qué va a suceder el próximo año, si va a ir la gente a las salas. Pero bueno, hermano: tenemos que seguir", confió Patiño.

"Los cineastas somos románticos que añoramos que nuestro cine se vea en una sala oscura, más que en un televisor o en una tableta", confesó.

Trabajadores del arte, los más afectados

Hotel Presidente


En todo el mundo, las y los trabajadores de la cultura fueron quienes más padecieron las restricciones y carencias generadas por la pandemia de coronavirus. ¿Cuál es la situación en Bolivia, a un año y medio del cierre de espacios de difusión?

"Mi rubro se ha declarado en emergencia. También, mucho ha afectado el hecho de que no se ha erogado el Fondo de Apoyo al Cine, que se había anunciado iba a haber para este año. Pero después, por la pandemia, se canceló", contó Patiño.

En su sector también esperan "la aprobación del reglamento de la Ley del Cine, para que tengamos un fondo anual al cual aplicar, y así producir, desarrollar y postproducir, como tienen en todos los países de la región".

El cese de producciones cinematográficas en todo el mundo "ha provocado que técnicos, actores y gente de teatro esté jodida". Patiño es docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), también es director de cine publicitario, por lo cual se salvó de la crisis, pero "ha sido un bajón para todos. Por ello, auguro que el próximo año sea uno en el cual todos tengamos trabajo. Y que la gente vaya al cine", se esperanzó.



En Bolivia, como en los demás países de la región, miles de jóvenes estudian y sueñan con hacer cine, a pesar de todas las adversidades que les deparan. ¿Qué consejo les daría Patiño?

Primero: "Construyan un rito. Tú sabes… El rito del que habla [Quentin] Tarantino, o [Darren] Aronofsky: consiste en una serie de actividades que repites antes de escribir. Pareciera ridículo, pero a mí me ha servido. No solo lo hacen los escritores: [Pablo] Picasso tenía un rito, también lo tenía [Salvador] Dalí", explicó.

"Muchos artistas hablan de estos ritos, que son como costumbres: me preparo el mate, leo las noticias, otros salen a trotar, otros leen una novela. Y pum, llega lo que llaman la inspiración. Porque la inspiración no es algo que te llega: es algo que tú motivas", aseguró Patiño, quien nació en 1975.

Además, aconsejó "escribir más. Tenemos que fortalecer el lenguaje y la comunicación entre la novela boliviana y el cine nacional. Hay muchas adaptaciones con mucho éxito, pero creo que podemos ir más allá, porque ahora tenemos muy buenos escritores y escritoras", afirmó el director.



Para él, otra fuente de inspiración inagotable se encuentra en la cotidiana realidad boliviana. "Cada día suceden cosas que uno dice: 'Uta, esto parece una película. Si fuera una película no me lo creería, porque aquí la realidad supera a la ficción. Entonces, nosotros los artistas tenemos que ser esponjas, chupar todo eso y botarlo en narrativa, en historias", sostuvo.

Y afirmó: "Para dar un mejor mensaje hay que contar una historia. No podemos inculcar. Hay que contar historias y mediante eso cambiar las mentalidades". Por ello, recomendó a quienes quieren hacer cine "que piensen en los temas: qué les jode, qué les molesta. Y esos temas volverlos personajes, conflicto e historia. Así van a provocar algo", aseguró.