Casi 200 galerías se unen en el Armory Show para celebrar su 25 aniversario

  • EFE -
Casi 200 galerías se unen en el Armory Show para celebrar su 25 aniversario
Nueva York - Unas 200 galerías de más de 30 países se unieron en Nueva York para celebrar la 25 edición de la popular feria de arte Armory Show, que abre sus puertas mañana, en la que se ha querido recordar las humildes raíces del destacado evento y subrayar el papel fundamental de la mujer en la esfera artística.

"Es increíble pensar que una feria que empezó en un hotel con unos pocos centenares de visitantes se haya convertido en un punto de encuentro internacional para el mundo del arte (...) y un evento cultural visitado por más de 65.000 personas cada año", dijo en la presentación de la feria su actual directora ejecutiva, Nicole Berry.

Marriott ES

El Armory Show, que celebró su modesta primera edición en 1994 en las habitaciones los últimos pisos del Gramercy Hotel, en el centro de Manhattan, por la iniciativa de cuatro galeristas, se ha convertido en el punto de referencia del panorama artístico neoyorquino, uno de los más importantes del mundo.

"Nuestra misión siempre ha sido la de presentar las nuevas voces de las artes visuales, y la de proporcionar una plataforma para las galerías para conectar con un mayor número de coleccionistas", explicó este miércoles Nicole Berry.

Este año, un total de 198 galerías han acudido al gran evento, que ya no se celebra en un hotel, sino en tres muelles, el 90, 92 y 94, en la zona oeste de Manhattan, enormes espacios habilitados para grandes acontecimiento.

La organización del Armory Show ha venido esta vez acompañada de un "emocionante" evento de última hora, cuando a poco más de dos semanas de su celebración, las autoridades de la ciudad declararon que parte de uno de los muelles, el 92 en concreto, no contaba con una estructura lo suficientemente segura.



Así, el Armory Show, considerado el pistoletazo de salida de la temporada artística de Nueva York, tuvo que ocupar en el último momento también el muelle 94, donde estaba prevista otra feria, Volta, que ha quedado pospuesta y relegada ante este importante acto.

Para la 25 edición, Armory cuenta con algunas de las originales galerías que participaron en 1994, como 303 Gallery (Nueva York), Tanya Bonakdar Gallery (Nueva York y Los Ángeles), Galerie Krinzinger (Viena) y Zeno X Gallery (Antwerp, Bélgica).

Además, muchas de las galerías presentes, como señaló Berry, dedican sus exposiciones a importantes mujeres artistas de varias generaciones, como el caso de la española ADN Galería (Barcelona), que muestra el trabajo de la británica residente en San Francisco Margaret Harrison.

"Es una artista feminista, muy emblemática, combativa, de los años 70, y su peculiaridad es que hace un trabajo feminista reivindicativo pero desde las disciplinas convencionales: pintura, dibujo, acuarela", explicó a Efe el fundador y propietario del espacio de arte, Miguel Ángel Sánchez.



"Vivimos un momento de recuperación histórica, en el que se está poniendo de manifiesto que el canon no solo debe estar compuesto por artistas masculinos", agregó.

Dedicadas a artistas femeninas estaban además la galería Nathalie Obadia, con la artista británica Fiona Rae; Shangh Art Gallery, con la estadounidense Lyyn Hershman Leeson, y David Nolan Gallery, con Dorothea Tanning.

Presentes también en la sección de galerías se encontraban la madrileña Max Estrella, que llevó hasta Nueva York el trabajo de José Val del Omar, y la mexicana Curro, que muestra la obra de Octavio Abúndez.

Destaca asimismo en la 25 edición la sección "Platform", que reúne el trabajo de nueve artistas que presentan obras de gran tamaño que ofrecen esperanza, alivio y resiliencia ante el clima de incertidumbre geopolítica actual.



Entre ellas, la mexicana Tania Candiani, con su pieza "Penachos", en la que rinde homenaje a la Danza de los Quetzales, una de las pocas danzas de ceremonias que sobrevivió a la época colonial de México, con los grandes ornamentos que se utilizan durante la tradición.

La instalación digital de Pace Gallery, obra del estadounidense Leo Villareal, también fue uno de los centros de atención, un cielo estrellado de más de 22 metros de largo, la más grande que se ha presentado en la historia de la feria.

Tampoco han faltado las destacadas galerías Blain/Sothern, James Cohan, Kayne Griffin Corcoran y Lisson Gallery. EFE

Síguenos en Facebook