Viruela del mono: Auza afirma que no es momento para pánico y no se recomienda restricciones en frontera

  • ERBOL -
Viruela del mono: Auza afirma que no es momento para pánico y no se recomienda restricciones en frontera
Luego de confirmarse el primer caso de Viruela del mono en Bolivia, el ministro de Salud, Jeyson Auza, afirmó que no es momento de crear pánico y que por el momento no se recomienda establecer restricciones en la frontera.

“Estamos convencidos que no es un momento para generar pánico ni zozobra, sobra sino más bien es un momento para generar información a la población”, dijo Auza.



Explicó que la viruela del mono fundamentalmente es una enfermedad zoonótica viral, cuya transmisión es principalmente por contacto directo o indirecto con sangre y fluidos corporales, lesiones de piel o las mucosas de personas o animales infectados.

“La transmisión secundaria de persona a persona puede producirse por contacto estrecho, con secreciones infectadas de las vías respiratorias, lesiones cutáneas, lesiones de la piel de la persona infectada o con objetos punzocortantes que hayan tenido contacto con secreciones”, agregó.

Entre los síntomas están la cefalea, fiebre mayor a 38 grados, dolor muscular, dolor de espalda, sensación de agotamiento e inflamación en algunos casos de ganglios y lo característico es la erupción cutánea que inicia generalmente en el rostro.

Aseveró que en el país existe la capacidad diagnóstica para realizar un control adecuado de esta patología.

Publicita en Páginas Amarillas


El Ministro indicó que no existe tratamiento especifico, sino sintomático, pero se trata de una enfermedad benigna que se suele resolver de manera espontanea.

Manifestó que esta enfermedad ha sido objeto de estudio por parte de la Organización Mundial de la Salud y que por el momento no se recomiendan restricciones en frontera, pero se debe contar con los medios de diagnósticos oportunos y estrategias de vigilancia y control epidemiológico correspondiente.

El primer caso confirmado de la viruela del mono en Bolivia corresponde a un hombre de 38 años en Santa Cruz. Se indaga cómo pudo haber sido contagiado y se presume que fue de un ciudadano canadiense con quien tuvo contacto.