La Aduana en Potosí denuncia que contrabandistas utilizaron menores para emboscar a funcionarios

  • ERBOL -
La Aduana en Potosí denuncia que contrabandistas utilizaron menores para emboscar a funcionarios
El vehículo que quedó dañado tras la agresión. Foto: Aduana Nacional
La Aduana Nacional en Potosí denunció que personal de la unidad de Control Operativo Aduanero (COA) fue agredido por un grupo de menores de edad que fueron enviados por contrabandistas con el objetivo de recuperar mercadería de contrabando.

La emboscada ocurrió cerca de Karachipampa, cuando tres funcionarios retornaban de incautar bebidas alcohólicas procedentes de Argentina, las cuales no portaban la documentación respectiva y eran trasladadas en un camión Nissan Condor.



En un segundo control operativo, cuando se hallaron cajas de aceite, azúcar, harina, jugos y leche sin documentación, ni certificado del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), un camión de color rojo se interpuso en el paso del vehículo oficial.

De ese motorizado bajaron cinco menores de edad y un joven de 18 años, entre ellos una mujer; quienes comenzaron a lanzar piedras a los funcionarios aduaneros y a la movilidad en la cual se trasportaban los funcionarios, causando ruptura de vidrios y abolladuras.

Entre empujones y amenazas, uno de los adolescentes arrebató las llaves del motorizado de la Aduana Nacional para llevárselo. Posteriormente, llegaron efectivos policiales, los cuales protagonizaron una persecución logrando capturar a los presuntos contrabandistas, kilómetros más adelante cerca de la Planta Termoeléctrica de Karachipampa.

“Un menor de edad se encuentra aprehendido en un centro de acogida porque hasta la fecha sus padres no se apersonan al juzgado para no hacerse responsables del menor”, informó el gerente regional de la Aduana en Potosí, Alex Mamani.

Publicita en Páginas Amarillas


En medio de la agresión un funcionario resultó herido y fue trasladado a un centro médico para su atención, ya que tenía sangrados en el rostro y ambas manos. El caso fue denunciado ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Actualmente, la mercadería de contrabando fue remitida al Recinto Aduanero para el correspondiente aforo físico y la movilidad al taller mecánico.