Salud y Agemed alertan que venta de pruebas de detección COVID-19 mediante redes sociales y farmacias, está prohibida

  • ABI -
Salud y Agemed alertan que venta de pruebas de detección COVID-19 mediante redes sociales y farmacias, está prohibida
El Ministerio de Salud y Deportes, mediante la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (AGEMED) alertó a los gobiernos subnacionales, laboratorios industriales nacionales, importadoras, distribuidoras de medicamentos y al público en general que está prohibida la venta de reactivos para detección del COVID-19 en farmacias públicas, privadas y mediante redes sociales, bajo conminatoria de proceso penal.

“Habiendo tomado conocimiento de ofertas y comercialización ilícita por medio de cuentas falsas de redes sociales (Facebook) de los reactivos de diagnóstico para la COVID-19, informa que a la fecha ninguna empresa importadora de medicamentos, persona natural o jurídica, está autorizada para comercializar reactivos de diagnóstico para la COVlD-19 en redes sociales”, señala la parte principal de la circular citada por el Ministerio de Salud.



El Ministerio de Salud y Deportes ante la escalada de casos que se presenta en esta cuarta ola y con la premisa de cuidar la vida de los bolivianos, a través de la AGEMED, informó que los laboratorios clínicos que pueden realizar y utilizar estas pruebas (reactivos de diagnóstico) para el análisis del laboratorio para la detección de la COVID-19, deben estar autorizados por los Servicios Departamentales de Salud –SEDES, en todo el país.

En el documento dirigido principalmente a la opinión pública, también establece que las farmacias tanto públicas como privadas tampoco cuentan con la autorización para comercializar esos productos médicos.

“De manera inescrupulosa y delincuencial, se han identificado ofertas y comercialización ilícita de los reactivos de diagnóstico por instituciones no autorizadas, la cual está considerada como un delito contra la salud; el Ministerio de Salud y Deportes mediante AGEMED y de forma conjunta con el Viceministerio de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, SEDES y la Policía Boliviana actuarán con todo el rigor de la Ley y se derivarán los casos según norma vigente a la instancia correspondiente”, complementa la nota.